Los coches de golf

El que haya tenido oportunidad de llevar un coche de golf, ya sea en algún hotel caribeño o en algún campo de 18 hoyos, probablemente sueñe con un mundo en el que los coches fuesen así de sencillos y el clima tan favorable. Y es que desde el nacimiento del golf como juego y deporte en el siglo XV, una de sus mejores aportaciones en cuanto a «gadgets» se refiere es este utilísimo medio de transporte.

El golf se creĂł en la costa este de Escocia entorno a 1420, cuando un grupo de amigos se aficionĂł a batear las piedras con un palo, paseando entre dunas, prados y empedrados intentando meterlas en las distintas madrigueras que se iban encontrando. PaĂ­s independiente en aquel momento, Escocia se defendĂ­a de los ataques de los ingleses, por lo que en 1457 el rey Jaime II – de la Casa Stewart- se vio obligado a prohibir durante varios años el golf y el fĂştbol para que sus sĂşbditos se concentrasen en aprender el tiro con arco y otras artes de la guerra.

Actualmente practicado en los 5 continentes, el golf se juega en grandes campos, habiéndose desarrollado para los necesarios desplazamientos unos curiosos coches, a veces de gasoil y a veces eléctricos, de 2 o 4 plazas, con techo y un cuidado diseño, que se utilizan también en sofisticados hoteles y resorts de las Bahamas para moverse por las instalaciones y en amplias urbanizaciones como Quinta do Lago en el Algarve. Entre los mejores, en www.ongolf.es.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!