Los cl√°sicos cruzan en Atl√°ntico de la mano de Panerai

La flota zarpar√° desde la isla canaria de Lanzarote el 8 de enero de 2019 y finalizar√° 3.000 millas n√°uticas m√°s tarde en Christophe Harbour, en la isla caribe√Īa de San Crist√≥bal. Una regata de entre dos y cuatro semanas de duraci√≥n en la que unos 15 yates de entre 10 y 50 metros y sus m√°s de 150 tripulantes navegar√°n a vela sin escalas empujados por los vientos alisios.

La cuarta edición de la Panerai Transat Classique promete otra magnífica y emocionante travesía por el Atlántico para la flota de vela clásica y de época. Es, de hecho, el desafío más extremo y heroico de su clase para estas magníficas embarcaciones cuyas tripulaciones solo contarán con su propia habilidad y coraje, y con la solidez de la madera en su intento de emular a los grandes marineros del pasado. Pero la regata es mucho más que una simple competición entre rivales: enfrentará a hombres y barcos contra el poder de la naturaleza.

Una vez más, la firma que presta su nombre a la regata es la marca florentina de relojes deportivos de lujo que también es la patrocinadora principal del evento internacional Panerai Classic Yachts Challenge desde 2005. El Atlantic Yacht Club en colaboración con Comet Organization se encarga de organizar la Transat Classique.

En la l√≠nea de salida estar√° el Eilean, el queche de madera de 22 metros construido por el legendario astillero escoc√©s William Fife en 1936 y restaurado meticulosamente por Panerai para rendir homenaje a su profunda y constante conexi√≥n con el mar. Despu√©s de su viaje de 2012, esta ser√° la segunda traves√≠a por el Atl√°ntico del Eilean en los √ļltimos tiempos, que se sumar√° a las m√°s de 30 que ha completado en su ya dilatada carrera. Despu√©s de la regata, el Eilean pasar√° alg√ļn tiempo en el Caribe, donde se abrir√° para visitas concertadas, con el fin de exhibir tanto el impresionante trabajo realizado por los restauradores a bordo de este maravilloso ejemplo de artesan√≠a mar√≠tima como una visi√≥n √ļnica del universo Panerai.

Tambi√©n navegar√° bajo pabell√≥n italiano, pero defendiendo los colores del Yacht Club Rimini el Coch Y Bondhu, un queche de 15 metros de Paolo Zangheri construido en Inglaterra en 1936. Otros participantes son la Stiren, una yola bermudiana de 14,8 metros de 1963 dise√Īada por el legendario Olin Stephens, ganadora de la primera edici√≥n de la competici√≥n en 2008. El Khayyam, un elegante c√ļter bermudiano de 18 metros, botado en Holanda en 1939 y ahora clasificado como Barco de Valor Hist√≥rico, es otro de los barcos dise√Īados por Stephens que participa en el evento. Ser√° la sexta traves√≠a atl√°ntica para la Hilaria, una yola bermudiana de aluminio de 1966, del propietario franc√©s Philippe Thurneyssen. La goleta de 20 metros de 1992 S√©verine (anteriormente Petite Lande) y los balandros de 11 metros Aramis (1964), Bryell (1968) y St. Christopher (1968) tambi√©n estar√°n en la l√≠nea de salida. Al principio ir√°n flanqueados por dos embarcaciones construidas por Sangermani de Liguria, el Glenn Mael (1973) de 12 metros y el Lys (1956) de 16 metros, este √ļltimo propiedad del conocido navegante franc√©s Philippe Monnet.

La mayor embarcación de la flota es la goleta Xarifa, de 50 metros y tres mástiles. Se construyó en acero remachado en la Isla de Wight en 1927 para los descendientes de los propietarios de la marca de máquinas de coser Singer y también ha aparecido en una película de James Bond.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!