Los √°rbitros dan la cara por el VAR y defienden su eficacia

La √ļltima sesi√≥n de pruebas f√≠sicas de los √°rbitros en esta temporada sirvi√≥ para dos cosas: la primera, para homenajear a Undiano Mallenco, quien dir√° adi√≥s al arbitraje al final del curso por cuestiones de edad. La segunda, para que los colegiados, en un acto sin precedentes, salieran en masa a enfrentarse a los medios de comunicaci√≥n para defender su trabajo. La llegada del VAR, lejos de servir para amainar pol√©micas arbitrales, parece haberlas reavivado .

La primera parte de la jornada en la Ciudad del F√ļtbol de Las Rozas, la m√°s tierna, vio el homenaje a Undiano, quien se despide en junio tras 19 a√Īos en Primera Divisi√≥n. El navarro fue vitoreado e incluso manteado por sus compa√Īeros. √Čl no pudo evitar emocionarse. Antes, al igual que todos sus compa√Īeros, hab√≠a superado con √©xito la √ļltima ronda de pruebas f√≠sicas a las que se someten de forma regular los √°rbitros y asistentes.

Despu√©s, al igual que un buen n√ļmero de sus compa√Īeros (Estrada Fern√°ndez, Mateu Lahoz, Mart√≠nez Munuera, Iglesias Villanueva…), pas√≥ por la inusual zona mixta que se coloc√≥ junto al campo de entrenamiento. Todos ellos, unos con m√°s beligerancia y otros con m√°s mesura, pusieron en valor la utiizaci√≥n del VAR. Aunque reconocieron errores, creen que es mucho m√°s lo que se ha ganado con el v√≠deoarbitraje. ¬ęEl VAR ha venido para quedarse¬Ľ, dijo Undiano, uno de los m√°s convencidos en el uso de la tecnolog√≠a. ¬ęEl resumen es claro. Hubo cincuenta errores que el a√Īo pasado se hubieran quedado ah√≠ y que esta temporada se han subsanado. Que ha habido seis o siete errores, est√° claro, pero ojal√° todos en nuestros trabajos tuvi√©semos cero errores. El VAR es la novedad m√°s grande en toda la historia de este deporte. Es algo que tenemos asimilado porque es bueno para el f√ļtbol¬Ľ.

Los √°rbitros respondieron a dos de las principales quejas que se hace desde los clubes al v√≠deoarbitraje. En primer lugar, niegan que acudan poco a ver el monitor para revisar las jugadas y aluden desconocimiento en este asunto. ¬ęHay un protocolo establecido por FIFA para ver cu√°ndo el √°rbitro debe acudir a ver el v√≠deo. Nosotros nos remitimos a ese protocolo¬Ľ, explica Mart√≠nez Munuera.

Adem√°s, niegan que exista corporativismo entre ellos y que desde la sala de v√≠deoarbitraje se intente corregir lo menos posible las decisiones de los √°rbitros de campo. Aqu√≠, las palabras suenan a consigna: ¬ęEl VAR solo entra en jugadas obvias, claras y manifiestas¬Ľ, repiten varios. ¬ęLo que vosotros llam√°is corporativismo nosotros le decimos compa√Īerismo¬Ľ, cuenta Mateu Lahoz. ¬ęEn cuanto haya interpretaci√≥n, el VAR no puede entrar. En aquellas jugadas dudosas crear√≠amos mucha m√°s pol√©mica porque hay errores que no son claros y manifiestos por mucho que vosotros, o vuestros jefes, os digan que s√≠ lo son¬Ľ, dice el valenciano, quien echa en falta m√°s pedagog√≠a en los medios de comunicaci√≥n, y evita criticar a los dirigentes de los clubes que se quejan del v√≠deoarbitraje: ¬ęSi alguna vez un dirigente me pregunta le dir√© mi humilde opini√≥n, pero bastante tengo yo como para decirle a los clubes lo que tienen que decir¬Ľ.

¬ęSab√≠amos que el VAR iba a generar pol√©mica, sobre todo por el punto m√Īas controvertido, que es la l√≠nea de intervenci√≥n¬Ľ, reitera Iglesias Villanueva. ¬ęSi nos metemos en esa zona gris que es la interpretaci√≥n, tendremos problemas¬Ľ.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!