Los accidentes de tráfico provocados por animales alcanzan su máximo histórico

Los accidentes de tr√°fico provocados por animales aumentaron m√°s del doble en las carreteras de Castilla y Le√≥n desde 2008. Si ese a√Īo la Direcci√≥n General de Trafico (DGT) contabiliz√≥ 4.518 siniestros, el pasado 2018 la cifra se elev√≥ hasta los 9.341 accidentes, que dejaron 129 heridos.

Por provincias, Burgos encabez√≥ la lista con 2.335 accidentes, por delante de Le√≥n con 1.726, seguido de Soria (1.334), Zamora (1.053) y Palencia (744). Por el otro lado se encuentran Segovia (626), Salamanca (545), Valladolid (541) y √Āvila (437), provincias donde menos accidentes provocados por especies cineg√©ticas y dom√©sticas ocurren.

El pasado a√Īo, la DGT no registr√≥ accidentes mortales por esta causa en la Comunidad, pero s√≠ contabiliz√≥ 101 siniestros con 129 v√≠ctimas, de las que tres fueron hospitalizadas.

Por animales, un 51,28 por ciento de los accidentes contabilizados en 2018 estuvieron provocados por corzos (4.790), después fueron los jabalíes, con 2.603 siniestros, seguidos de perros con 558 accidentes, y ciervos con 445 sucesos. Además hubo otros provocados por, zorros, vacas, ovejas o caballos, entre otros animales salvajes y domésticos.

Asimismo, un estudio de Ponle Freno y la Fundaci√≥n AXA sobre accidentes con animales destac√≥ tambi√©n que, en 2017, en Castilla y Le√≥n se produjeron tres de cada diez accidentes, superando as√≠ a Galicia y Catalu√Īa, con un 17 y 14% respectivamente.

El presidente de la Federaci√≥n de Caza de Castilla y Le√≥n, Santiago Iturmendi, explic√≥ que el incremento en los accidentes se debe a una superpoblaci√≥n de jabal√≠es, corzos y ciervos, debido a unas condiciones favorables de cr√≠a y un sistema de caza insuficiente para el control de las especies. Adem√°s, tambi√©n expuso como otro de los motivos, la suspensi√≥n cautelar de la caza del lobo, y otras medidas judiciales que provocan una situaci√≥n ¬ęindeseable¬Ľ.

Otro de los factores que influye, seg√ļn Iturmendi, es el incumplimiento de los planes de estudio de impacto medioambiental, que pretenden crear pasos elevados de fauna, porque se realizan en un n√ļmero muy inferior al que se deber√≠a, o directamente no se realizan. El presidente puso de ejemplo pa√≠ses europeos como Alemania, donde s√≠ que se est√° llevando a cabo esta medida posibilitando as√≠ que los animales puedan cruzar las carreteras o v√≠as f√©rreas de forma segura, y evitar accidentes.

Iturmendi pidi√≥ que el nuevo presidente de la Junta, Alfonso Fern√°ndez Ma√Īueco, cumpla con su palabra en el discurso de investidura del pasado 9 de julio, donde propuso la creaci√≥n de una ley de caza y pesca en un plazo de seis meses, y permita controlar la poblaci√≥n de especies, eliminar las trabas burocr√°ticas y se legisle para permitir la caza.

Al mismo tiempo, denunci√≥ que los responsables de la seguridad de cada v√≠a, el Estado, la Junta o la Diputaci√≥n, no est√°n poniendo los medios suficientes para evitar que la siniestralidad aumente. Por ello propone que se se√Īalicen ¬ęlos puntos negros¬Ľ y se limite la velocidad de manera considerable en esos tramos.

¬ęApadrinando jabal√≠es¬Ľ

El presidente de la Federaci√≥n de Caza de Castilla y Le√≥n se mostr√≥ cr√≠tico tambi√©n con los ¬ęecologistas radicales y animalistas¬Ľ que pretenden que ¬ęno se cace¬Ľ, frente a otros colectivos ecologistas que tratan que la caza sea una herramienta de gesti√≥n y control de las especies cineg√©ticas: ¬ę¬ŅCu√°l es su alternativa?, ¬Ņc√≥mo se controla la poblaci√≥n? No creo que sea apadrinando jabal√≠es¬Ľ, denunci√≥ Iturmendi.

Fuentes de la Delegaci√≥n de Gobierno consultadas por Ical, pusieron de manifiesto que el incremento en los siniestros provocados por animales se debe principalmente por el aumento de la caba√Īa cineg√©tica, aunque tambi√©n influy√≥ el incremento de la circulaci√≥n en las carreteras en estos √ļltimos a√Īos. La Delegaci√≥n solicit√≥ que la Junta ¬ęcumpla con los planes cineg√©ticos¬Ľ puesto que, por su parte, est√°n haciendo lo que est√° en su mano para atajar el problema. Entre estas medidas est√°n la instalaci√≥n de vallas de olor, que a trav√©s de olores de oso o humanos pretend√≠an ahuyentar de las carreteras a las especies salvajes; capta-faros, puntos reflectante en el suelo, que con los faros de los veh√≠culos generaban una banda de luz que tambi√©n alejaba a los animales de la circulaci√≥n, al igual que se√Īalizaci√≥n vertical de los puntos peligrosos de proliferaci√≥n de animales.

Tambi√©n se han creado pasos cineg√©ticos ¬ęen aquellos puntos donde se ha detectado que hay una mayor concentraci√≥n de accidentes¬Ľ. En los casos de carreteras de nueva creaci√≥n, a trav√©s de pasos subterr√°neos, y en aquellas ya construidas, se valora entre pasos elevados o subterr√°neos.

La Delegaci√≥n consider√≥ que el vallado selectivo de las v√≠as con una alta concentraci√≥n de accidentes para impedir que los animales crucen tampoco es la soluci√≥n puesto que ¬ętraslada el problema a otras carreteras¬Ľ.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!