Lopetegui provoca la explosión de Keylor

El Real Madrid buscaba con ansiedad un sustituto de Keylor para acabar con los miedos de la pasada temporada y ahora tiene un bonito problema: dos guardametas que merecen ser titulares. Llegó Courtois como el mejor portero del Mundial y el costarricense se preparó todavía mejor que nunca en el verano para mantener su rango en el campeón de Europa. Ahora, el duelo entre ambos cancerberos es una competición diaria que provoca el entrenador, como alimenta el salto de Mariano.

Keylor falló en la final de la Supercopa de Europa, pero estuvo muy bien en las dos primeras jornadas ligueras. Courtois tomó su testigo frente al Leganés y el Athletic, con dos buenas actuaciones. Anoche, Lopetegui intensificó el enfrentamiento al alinear de nuevo a Navas como titular. Y el centroamericano demostró que cada partido es una oportunidad para un hombre que, incrustado en la treintena, trabaja como si fuera un juvenil. El arquero de la pura vida realizó un partido antológico frente a la Roma. Protagonizó cuatro grandes paradas que impidieron que el conjunto italiano empatara, primero, y se acercara después en el marcador.

C√°nticos a su favor

Las cuatro manos del meta en el Bernab√©u suscitaron los c√°nticos del p√ļblico en su honor: ¬ę¬°Keylor, Keylor!¬Ľ. Fue felicitado por Ramos, Carvajal, Casemiro y Marcelo en cada una de sus intervenciones salvadoras y fue jaleado especialmente al final de los noventa minutos. Sus compa√Īeros saben que su situaci√≥n es complicada, porque cada encuentro es un examen final para √©l. Navas convierte esos ex√°menes en cum laude.

Su actuación fue colosal. Primero anuló dos contragolpes peligrosos del enemigo con sendas salidas a toda velocidad que evitaron la llegada de los delanteros. Y luego ejecutó esos paradones que transformaron los nervios de la grada en tranquilidad, porque los disparos que atajó llevaban el sendero des gol. Lopetegui tiene un problema bonito, el que ha generado él mismo con una competencia que obtiene lo mejor de los dos. Es un cara a cara entre dos colosos.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!