Lo que viene siendo montar un pollo

Que a Pedro Sánchez le importa la financiación de la Comunidad Valenciana lo mismo que a mi quién ganará la próxima Liga en Uruguay quedó otra vez patente en su debate de investidura del pasado martes. Dos horas de discurso y cuatro segundos para el tema. Como decía Di Stefano de Valdano “ni idea de fútbol, pero qué discurso”, pues esto igual, pero en versión política. El caso es que no hay nuevo modelo de financiación, y no lo va a haber ni a corto ni a medio plazo. Con lo que la gran pregunta es para el Consell, ¿y ahora que hacemos?

Mónica Oltra, vicepresidenta del Consell en abril de 2017, con Mariano Rajoy como inquilino de La Moncloa, lo tenía muy claro, “Tenemos que montar un pollo y cuanto más grande mejor”. El titular pertenece a una entrevista a El País donde destacan frases como “me pregunto qué le habremos hecho a Rajoy para que nos trate con ese menosprecio y crueldad”. La pregunta ahora es cuál es el siguiente paso: ¿otra “manifa”? La diferencia de discurso y formas con Rajoy o Sánchez de presidente es más que evidente. Espero “manifa” en breve.

La respuesta de Sánchez a Joan Baldoví con el nuevo modelo de financiación fue… el FLA. Un FLA del que Vicent Soler, conseller de Hacienda, decía hace poco más de un año: “el sistema de Rajoy ha supuesto que la deuda de la Comunidad se haya doblado en los últimos años, coincidiendo con la etapa del anterior Consell, a través de unos préstamos que los valencianos tendrán que devolver y con intereses”. ¿”Manifa” ya o como ahora el FLA es de Sánchez lo vamos dejando para otra época?

Más cerca en el tiempo quedan las palabras del presidente Puig, el pasado domingo 16 de junio en el discurso de toma de posesión: “La solución al problema valenciano de una «financiación justa» en esta legislatura «es irrenunciable, inaplazable e imprescindible”. Sin duda y para el Consell, contra Rajoy se vivía mejor. Ahora, y visto lo visto, toca, presidente, montar un pollo.

Vicente Ordaz

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!