Lo que no se vio del reencuentro de Paula Echevarría y David Bustamante

Parece que el divorcio de Paula Echevarría y David Bustamante ,y todos los malos momentos que supuso, quedó atrás. Han pasado muchas cosas desde que uno de los matrimonios más queridos del panorama español decidiese poner fin a su relación tras más de una década juntos y una hija en común: Daniella.

La actriz se ha volcado en su trabajo en la pequeña y gran pantalla mientras que rehacía su vida con el futbolista Miguel Torres; y el cantante, también muy centrado en su música, ha sufrido algún que otro revés amoroso después de que su relación con Yana Olina -nunca confirmada- se terminase recientemente.

Ambos han logrado proseguir con sus vidas después de su mediática separación y lo duro que fue para ambos todo aquello. La hija que tienen en común les ha obligado a entenderse y, como cada año, han tenido que acudir a su cita anual en el fiesta de Navidad del colegio de la pequeña. Un reencuentro forzoso en el que han evitado a toda costa ser fotografiados juntos.

Llegaron por separado, pero mientras Bustamante aparecía muy sonriente y feliz por ver a su hija, Echevarría tenía cara de pocos amigos, al menos con los fotógrafos. «Menos mal que vengo a ver a una niña a un festival y no he delinquido ni nada, que si hubiera hecho algo mal…», le dijo a la prensa gráfica que intentaba retratarla. El cantante optó por bromear y dar las gracias a los fotógrafos por haberle dejado esta temporadita más tranquilo. «Me ha sabido a gloria», dice, según adelanta «Look».

En el interior, según un testigo, la cosa cambió. Ambos se sentaron juntos y parecían de lo más relajados. «Todo cordialidad, simpatía y buen rollo», asegura la citada fuente. Una actitud muy diferente a la del pasado año, cuando ambos ni se dirigían la palabra y ni siquiera se miraban a la cara, fruto de la tensión de su divorcio y la presión mediática. Un claro síntoma de que todo aquello está superado y ha quedado atrás.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!