«Lo que ha hecho Cambage con el público es una falta de respeto»

Lucas Mondelo compareció en rueda de prensa más lacónico de lo habitual. El técnico, que suele dar rienda suelta a su verbo ante los micrófonos, optó ayer por la prudencia a la hora de hablar del duelo ante las australianas, criticando de manera sibilina la actuación arbitral.

«No creo que nuestro plan haya fallado mucho, porque ha metido los puntos que pensábamos que iba a meter. Cambage puede hacer lo que quiera en la pista. Australia es un equipo más normal sin ella. Pero no creo que hayamos perdido por Cambage, sino por otras razones que son obvias», señaló el técnico, que rehusó entrar a explicar esas razones e instó a que cada uno saque sus propias conclusiones.

Sobre la actuación de Cambage, que se pasó buena parte del partido haciendo gestos al público del Santiago Martín, Mondelo no se mordió la lengua y dejó clara su opinión. «Liz es la jugadora más determinante del torneo, pero hay algunas cosas… Lo que pasa en la pista ahí se queda, pero lo que ha hecho con el publico es una falta de respeto y se lo han permitido», señaló en referencia a los colegiados, que solo al final castigaron con una técnica los aspavientos reiterados de la jugadora.

El técnico lanzó también un mensaje de optimismo pensando en el partido ante Bélgica (18.30 horas, Teledeporte). «Podemos lamentarnos hasta después de la cena, pero luego tenemos que pensar que hay un partido muy bonito por el bronce», apuntó.

Preguntada por la polémica con el público español, Cambage trató de restar importancia a sus gestos. “Desde que era una niña me han abucheado y estoy acostumbrada a crecerme cuando eso ocurre. Hoy el público me ha empujado a estar a otro nivel. Pero me encanta España, es un país maravilloso y no tengo ningún problema con ellos”, justificó la australiana.

Por su parte, Alba Torrens, la mejor de la selección, afirmó sentirse muy «orgullosa» del equipo. «Se nos ha ido el partido en los últimos cinco minutos. Fue muy duro para nosotras. Creo que lo que hicimos para remontar al principio fue increíble. Duele, porque tuvimos opciones. Todo el tiempo estuvimos luchando por la victoria. Cambage hizo un partido increíble y ahora mismo es duro, pero trataremos de olvidar rápido porque tenemos otro partido», apuntó la balear.

Como ella, la capitana Laia Palau se mostró triste ante los micrófonos. «Al final ha sido una pena, porque no eran invencibles y lo sabíamos. Lo teníamos y por eso nos sabe peor. Lo de Cambage es increíble, porque parece que juega al minibasket de lo superior que es», se lamentó.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!