Laurent, el mejor retratista de la Espa√Īa del siglo XIX

Dos de los tres mejores fot√≥grafos en la Espa√Īa del siglo XIX no eran espa√Īoles. Por un lado, el franc√©s Jean Laurent ‚ÄďJuan Laurent para nosotros‚Äď (Garchizy, Borgo√Īa, 1816-Madrid, 1886). Por otro, Charles Clifford (Gales, h. 1819-Madrid, 1863), de quien se cree que era esp√≠a brit√°nico. Muri√≥ prematuramente. El √ļnico patrio en la terna era el valenciano Jos√© Mart√≠nez S√°nchez. El Instituto del Patrimonio Cultural de Espa√Īa (IPCE), en colaboraci√≥n con la Real Academia de Bellas Artes, ha consagrado al primero de ellos la mayor monogr√°fica hasta la fecha, ¬ęLa Espa√Īa de Laurent (1856-1886). Un paseo fotogr√°fico por la historia¬Ľ, que re√ļne en la Academia dos centenares de im√°genes, seleccionadas por los tres comisarios: Carlos Teixidor, Pablo Jim√©nez y √ďscar Mu√Īoz. En 1975 el Estado espa√Īol adquiri√≥ su legado: 12.000 negativos de vidrio se hallan depositados en la Fototeca del IPCE.

Pionero de la fotograf√≠a en Europa, en 1843 lleg√≥ a Madrid, donde comenz√≥ a trabajar como fabricante de papeles y cartones de lujo. No fue hasta 1856 cuando abri√≥ su famoso estudio de fotograf√≠a en el n√ļmero 39 de la Carrera de San Jer√≥nimo, el mismo lugar donde Clifford instal√≥ antes su estudio. Fue tal el √©xito que solo cinco a√Īos despu√©s el franc√©s fue nombrado fot√≥grafo de Su Majestad la Reina. Retrat√≥ a Isabel II y toda la Familia Real. H√°bil empresario y genial publicista, consigui√≥ el permiso real para lucir dicho t√≠tulo y el escudo de armas en el dise√Īo de su marca comercial: primero, J. Laurent; despu√©s, J. Laurent y C√≠a. Lo imprimi√≥ en las tarjetas de visita, donde figuraba, en espa√Īol, ingl√©s y franc√©s, su oferta: ¬ęRetratos de todas clases, vistas de Espa√Īa, reproducciones de los cuadros del Real Museo, m√°s de 2.000 celebridades contempor√°neas, trajes espa√Īoles, corridas de toros, abanicos fotogr√°ficos y retratos leptogr√°ficos¬Ľ. Tambi√©n estaban estampados t√≠tulo y escudo en el carruaje de revelado que Laurent us√≥ en sus viajes por toda Espa√Īa, inmortalizando sus rincones m√°s pintorescos y sus m√°s hermosos monumentos. En 1868 tendr√≠a que borrar de su marca las alusiones a Isabel II, destronada por la Revoluci√≥n Gloriosa. Aquel curioso laboratorio ambulante se ha recreado al comienzo de la exposici√≥n.

Carruaje-laboratorio ambulante que Laurent us√≥ en sus viajes por toda Espa√Īa
Carruaje-laboratorio ambulante que Laurent us√≥ en sus viajes por toda Espa√Īa – ABC

Difusión del patrimonio

Con su pesada c√°mara con tr√≠pode a cuestas, Laurent inmortaliz√≥ una Espa√Īa que empezaba a modernizarse: se constru√≠an puentes, t√ļneles, l√≠neas ferroviarias… Tanto Clifford como √©l ayudaron a difundir en todo el mundo el inmenso patrimonio cultural espa√Īol, incluidas las colecciones del Prado, la Academia de Bellas Artes, los Sitios Reales… Tambi√©n, las pinturas negras de Goya, cuando a√ļn estaban en las paredes de la Quinta del Sordo, siendo √©sta propiedad del bar√≥n d‚ÄôErlanger.

El negocio iba viento en popa: abri√≥ un establecimiento en Par√≠s y ten√≠a a treinta personas distribuyendo fotograf√≠as por Espa√Īa y el extranjero: retratos en formato tarjeta de visita, positivos estereosc√≥picos, l√°minas en gran formato… Los precios: entre 4 y 24 reales. Una de las claves de su √©xito fue que entre su clientela no se hallaban solo la Monarqu√≠a y la aristocracia de la √©poca, tambi√©n las clases medias. Fue el fot√≥grafo m√°s popular del siglo XIX en Espa√Īa. Ante su objetivo posaron los generales Espartero, O‚ÄôDonnell y Prim; la condesa de Montijo, los condes de Montpensier, intelectuales (Echegaray y Campoamor), artistas (Federico de Madrazo), toreros (Paquiro, Lagartijo o Frascuelo)… Fue el primer reportero taurino de Espa√Īa. Laurent es citado por Gald√≥s en ¬ęMisericordia¬Ľ y por Azor√≠n en algunos de sus libros. La c√°mara de Laurent fue testigo privilegiado de la segunda mitad del siglo XIX espa√Īol: la Monarqu√≠a isabelina y su destronamiento, el reinado de Amadeo de Saboya, la III Guerra Carlista, la I Rep√ļblica, la restauraci√≥n borb√≥nica con Alfonso XII…

Adem√°s de fotograf√≠as (muchas de √©poca y algunas copias digitales), se exhiben en la exposici√≥n cartas, documentos, cajas para transportar y almacenar placas de vidrio, un tr√≠pode y una c√°mara de la √©poca… y hasta un bot√≥n del uniforme del estudio Laurent. Casado con la viuda de un pastelero, tras su muerte la empresa pas√≥ a manos de su hijastra Catalina y su yerno Alfonso Roswag, uno de sus colaboradores. Quisieron ampliar el negocio, pero la firma acab√≥ en la ruina y el legado de Laurent, en manos de su colega, tambi√©n franc√©s, Jos√© Juan Mar√≠a Lacoste Borde.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!