Las v√≠ctimas del terrorismo navarras se plantan ante la ¬ęcelda¬Ľ a favor de los reos etarras

Muy atr√°s quedaron esos tiempos en los que los funerales de las personas asesinadas por ETA se celebraban a escondidas. Tambi√©n son tiempos pret√©ritos cuando las v√≠ctimas del terrorismo observaban desde casa c√≥mo los radicales se adue√Īaban de las calles y c√≥mo se homenajean a los terroristas. Hasta 158 se han producido solo este a√Īo, seg√ļn Covite. Pamplona lleva dos d√≠as en los que est√° presenciando c√≥mo las v√≠ctimas salen a la calle y se plantan frente a quienes tratan de blanquear y ensalzar a los etarras.

La instalaci√≥n en el paseo de Sarasate de Pamplona, el m√°s c√©ntrico y concurrido de la capital navarra, de una ¬ęcelda¬Ľ para empatizar con los terroristas y comprobar ¬ęla conculcaci√≥n de los derechos humanos¬Ľ que sufren ha sido el detonante que ha hecho movilizarse a las v√≠ctimas.

La ¬ęcelda¬Ľ fue instalada por la plataforma ciudadana Sare, una asociaci√≥n que abarca a todo el abanico nacionalista encabezada por el que fuera consejero de Justicia del Gobierno Vasco Joseba Azkarraga. Surgi√≥ a ra√≠z de la ilegalizaci√≥n de Herrira en 2013 y pretende defender los derechos de los presos etarras. Tras la disoluci√≥n de ETA el pasado mes de mayo inici√≥ la campa√Īa ¬ęAhora, los presos¬Ľ, en el que se enmarca la performance de Pamplona.

Silencio

Y frente a ellos se situaron ayer cientos de v√≠ctimas navarras y pamploneses bajo el lema ¬ęVerdad, Memoria, Dignidad, Justicia¬Ľ. ¬ęSi verdaderamente quieren que la sociedad haga ese ejercicio de mirar desde dentro para que socialice la ‚Äúconculcaci√≥n de derechos humanos‚ÄĚ producida durante los 50 a√Īos de la banda terrorista ETA, pueden invitarle a visitar los cementerios donde se encuentran sus v√≠ctimas, o a introducirse media hora en alguno de los zulos que utilizaron en los secuestros¬Ľ, recomend√≥ la Asociaci√≥n Navarra de V√≠ctimas del Terrorismo (Anvite), convocante de lasconcentraci√≥n.

La protesta de las v√≠ctimas discurri√≥ en absoluto silencio. Cientos de personas plantadas frente a quienes quieren blanquear la acci√≥n de los etarras. Sin decir una palabra, no despegaban la vista de la ¬ęcelda¬Ľ, situada a unas decenas de metros y bajo la atenta mirada de un grupito de simpatizantes abertzales. ¬ęQueremos hacer una concentraci√≥n pac√≠fica y silenciosa en contra de la iniciativa a favor de los presos etarras y en homenaje y recuerdo a las v√≠ctimas del terrorismo¬Ľ, pidieron.

Una vez concluida la concentraci√≥n y fuera ya de la convocatoria de las v√≠ctimas, algunas decenas de personas se acercaron hasta el punto donde ped√≠an solidaridad con los presos y hubo un intercambio de insultos. Unos gritaron ¬ęasesinos¬Ľ, mientras que los abertzales se defendieron con ¬ęEuskal Presoak Etxera¬Ľ (presos vascos a casa). Un cord√≥n policial les separ√≥, pero el enfrentamiento no pas√≥ de los gritos.

Entre los asistentes a la concentración de las víctimas se pudo ver a algunos representantes políticos. Siempre en un segundo plano, en todo momento dejando el protagonismo a quienes tanto han sufrido por la sinrazón del terrorismo. Unión del Pueblo Navarro, Partido Popular de Navarra, Ciudadanos y Vox estuvieron con sus máximos dirigentes en la Comunidad Foral.

Tambi√©n estuvieron representantes del Partido Socialista de Navarra. Sin embargo, se not√≥ la ausencia de sus m√°ximos dirigentes. El cargo m√°s relevante fue el secretario de organizaci√≥n, Ram√≥n Alz√≥rriz. Tambi√©n acudieron concejales y alg√ļn parlamentario. Su secretaria general, Mar√≠a Chivite, rechaz√≥ ¬ęcualquier homenaje a ETA¬Ľ, y a√Īadi√≥ que ¬ęactos como el convocado hoy, aunque sean legales, tampoco contribuyen a esa convivencia que debe ser compromiso de toda la sociedad¬Ľ. No acudi√≥ a ninguna de las protestas.

Y es que los socialistas ten√≠an una papeleta, porque son quienes llevan ahora la Delegaci√≥n del Gobierno de Espa√Īa en Navarra. Y esta Delegaci√≥n no prohibi√≥ la instalaci√≥n de la ¬ęcelda¬Ľ solidaria con los reos etarras. ¬ęNo hay argumentos jur√≠dicos que justifiquen la prohibici√≥n¬Ľ, aseguraron. ¬ęSer√≠a necesario acreditar con indicios firmes que la convocatoria constituye un acto de enaltecimiento y justificaci√≥n del terrorismo, con el menosprecio y humillaci√≥n a las v√≠ctimas¬Ľ.

Tampoco desde el √°mbito nacional, ning√ļn socialista hizo referencia a los hechos. Por el contrario, el presidente del PP, Pablo Casado, s√≠ mencion√≥ y rechaz√≥ el acto de Sare. Calific√≥ la performance de ¬ęespecie de show¬Ľ durante su visita del jueves a Pamplona. ¬ę¬ŅQu√© tenemos que hacer los que defendemos a las v√≠ctimas que asesinaban esos presos. ¬ŅTenemos que poner ata√ļdes para que experimenten lo que sienten las v√≠ctimas?¬Ľ, se pregunt√≥. Critic√≥ la autorizaci√≥n del Ayuntamiento de Pamplona y censur√≥ ¬ęc√≥mo un alcalde se puede ensa√Īar en estas fechas de forma tan atroz con m√°s de 800 familias que vieron a su familiar asesinado¬Ľ. El presidente de UPN, Javier Esparza, calific√≥ la iniciativa de ¬ęun nuevo menosprecio a las v√≠ctimas del terrorismo¬Ľ y critic√≥ al delegado del Gobierno, Jos√© Luis Arasti, por no haberla prohibido por una cuesti√≥n de justicia social y respeto a las v√≠ctimas.

Las cr√≠ticas recayeron principalmente en la Delegaci√≥n del Gobierno, aunque el Ayuntamiento de Pamplona tambi√©n pod√≠a haber impedido el homenaje a los presos etarras y no lo hizo. Pero, como dijeron las propias v√≠ctimas, ¬ęera de esperar trat√°ndose de Bildu¬Ľ.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!