Las víctimas de O Marisquiño: «Nos sentimos ignorados y vapuleados por las administraciones»

Apenas cuatro meses después del accidente que dejó 467 heridos tras del colapso de un muelle durante el festival de O Marisquiño, las víctimas del siniestro denuncian sentirse «ignoradas y vapuleadas» por las administraciones públicas. En el transcurso de la comisión de investigación parlamentaria creada para analizar las posibles responsabilidades políticas derivadas de la gestión del accidente, el representante de la plataforma de afectados, Julio Andrés López Carreiras apuntó que los heridos y sus familiares se sienten «víctimas de la irresponsabilidad» de sus gobernantes. Como portavoz de las víctimas y como padre «de una niña que ha vuelto a nacer después de lo ocurrido», López Carreiras defendió la lucha de los afectados «para que un incidente de gravedad no quede en un incidente sin importancia». En este sentido, lamentó que por parte de las administraciones implicadas no se han sentido «ni comprendidos ni escuchados», especialmente por parte del Gobierno local de Vigo. «¿Dónde está el calor que se nos prometió en el Concello de Vigo? (…) Nunca nos llamaron», denunció el representante de la plataforma de afectados por el siniestro, que también puntualizó que el alcalde Abel Caballero no se puso en contacto con ellos. «Le podéis dar mi móvil», ironizó Julio Andrés López. En su intervención, muy crítica con la clase política, el portavoz de los afectados hizo especial hincapié en la postura del PSdeG, que decidió abandonar esta comisión de investigación por entender que se trata de un «teatrillo» para dañar al Ejecutivo local de la ciudad olívica. «No se han reunido con nosotros, algo que sí han hecho el resto de grupos políticos, y lo digo por si alguien tacha a esta plataforma de partidista», afeó, al tiempo que censuró que «los ciudadanos paguen los enfrentamientos entre Vigo y Xunta». Además, el portavoz de los heridos en O Marisquiño explicó que los afectados solo obtuvieron respuesta por parte de la asociación Eduardo Chao de la ciudad olívica, gestionada por la federación vecinal. Este colectivo les ofreció atención psicológica y «ayuda tangible» frente al silencio que, según Julio Andrés López, obtuvieron por parte de otras instituciones.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!