Las okupaciones de pisos en Madrid crecen un 23,4%

A día de hoy, solo en la demarcación de la Policía Nacional hay 4.494 viviendas usurpadas, un 23,4% más que en el mismo periodo de 2017, cuando eran 3.641. El territorio del CNP abarca la capital y otros catorce grandes municipios que suman unos cinco millones de habitantes. Las cifras son solo la punta del iceberg, dado que no incluyen el territorio de la Guardia Civil (164 las otras localidades y cerca de 1,5 millones en población) y comprenden solo los casos denunciados; por lo que la realidad es, sin duda, mucho mayor.

Si comparamos los datos totales del mismo periodo con los de septiembre de 2018, solo en la demarcación de la Policía Nacional, la subida registrada es del 12%. A falta del desglose actualizado por distritos y municipios, lo cierto es que la «okupación» es un fenómeno al alza que fluctúa, pero que ha ido experimentado pocas variaciones en los últimos años. Lo más llamativo del caso es que la zona sur, ya que tanto de la capital madrileña como de la región es la que aglutina el mayor número de casos.

A ello, se une otra cuestión: el 75% de las viviendas tomadas (es decir, tres de cada cuatro) están controladas por las mafias, según los últimos datos que hizo públicos la Delegación del Gobierno hace un año. Y el 25% restante son usurpaciones sociales: es decir que son utilizadas por familias necesitadas con escasos recursos que no pueden pagar un alquiler.

Son verdaderamente las «okupaciones» mafiosas un grave problema, ya que, además de las redes que se lucran alquilando lo que no es suyo, constituyen el caldo de cultivo para otros delitos, como el tráfico de drogas, la prostitución; o son la base de operaciones de bandas latinas y antisistemas. Para combatir este asunto, en abril de 2016 la entonces delegada del Gobierno, Concepción Dancausa, creó la Oficina de la Vivienda Ocupada, que gestiona la Policía Nacional. Su objetivo es coordinar y agilizar las actuaciones de todas las instituciones para proceder al desalojo y agilizar estos procesos. El programa sigue adelante con la nueva Administración, que dirige José Manuel Rodríguez Uribes.

No obstante, para que el dispositivo se ponga en marcha es fundamental denunciar. Para ello, hay un número de teléfono habilitado al efecto (900 100 301) y una dirección de correo electrónico (madrid.ocupacioni@policia.es) que funciona las 24 horas los 365 días del año. En su primer año y medio de funcionamiento, recuperó 1.355 casas y redujo el tiempo de espera de los dos años a entre dos mes y 15 días.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!