Las monjas Clarisas volverán a custodiar la reliquia de la Santa Faz en Alicante

Las monjas clarisas volverán a custodiar la reliquia de la Santa Faz cuando regresen al monasterio de la Santa Faz de Alicante a partir de Año Nuevo, casi dos meses después de abandonarlo en un ambiente de polémica por la reorganización interna de esta orden religiosa.

El Obispado de Orihuela-Alicante ha anunciado este viernes en un comunicado la noticia esperada por los alicantinos, que es fruto del trabajo conjunto con el Cabildo de la Concatedral de San Nicolás de Alicante, el Santuario de la Santa Faz y la Federación de las Hermanas Clarisas, en coordinación con el Ayuntamiento de Alicante.

A partir de su vuelta a la Santa Faz, la orden de las clarisas “seguirá trabajando conjuntamente” con estas instituciones, con el objetivo de establecer la presencia de “una comunidad estable lo antes posible“, aseguran desde el obispado.

Después de que las monjas abandonaran el convento el pasado 10 de noviembre, el alcalde de Alicante, Luis Barcala, aseguró que la reliquia de la Santa Faz no se movería “bajo ningún concepto” del monasterio y garantizó la seguridad en las vigilias hasta recuperar la normalidad. Esta reliquia es venerada en la segunda romería más multitudinaria de las que se celebran cada año en España, con más de 200.000 peregrinos.

«Inmenso regalo»

Barcala ha expresado ahora su satisfacción por el anuncio de la vuelta de las monjas clarisas, «una de las mejores noticias que podían recibir los alicantinos estas Navidades. El regreso de la orden y la restitución en su integridad de la custodia de la Santa Faz por las monjas que han velado por la reliquia durante 500 años es un inmenso regalo para la ciudad de Alicante».

De esta forma, “la situación del Monasterio de la Santa Faz se normaliza, recuperando en toda su integridad la razón de ser del monasterio y la congregación de las clarisas. Estamos deseando recibir de nuevo en Alicante a una orden tan querida y que tanto ha supuesto para nuestra ciudad y sus tradiciones”, ha señalado el alcalde.

Para el primer edil, “el regreso cierra la polémica que se abrió con la marcha puntual de las monjas y hace inútil la propuesta de los partidos de la izquierda de iniciar un procedimiento de reclamación de la propiedad del Monasterio, al que nosotros siempre nos hemos opuesto”.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!