Las lluvias obligan a cerrar durante una hora las pistas en El Prat y complican más la jornada de huelga

El fuerte aguacero que ha caído este sábado por la mañana en toda la costa barcelonesa ha obligado al aeropuerto de Barcelona-El Prat a paralizar temporalmente todas sus operaciones durante cerca de una hora. La dirección de la instalación ha decidido cerrar sus pistas por el agua acumulada y sobre todo la caída de rayos en el entorno del aeropuerto y las instalaciones han dejado de efectuar despegues y aterrizajes sobre las 12.53 horas, según ha sabido ABC.

Como consecuencia de esto, numerosos aviones han tenido que estar dando vueltas en el espacio aéreo esperando poder aterrizar y al menos dos han tenido que ser desviados a otros aeropuertos. Han sido un Easyjet procedente de Basilea (Suiza) se ha redirigido a Girona, mientras que un Ryanair que venía de Hamburgo (Alemania) se ha desviado a Reus (Tarragona). Las operaciones de repostaje también se han interrumpido temporalmente, lo que ha retrasado la actividad habitual del aeropuerto.

Para intentar recuperar la normalidad, el aeropuerto ha reactivado, primero y media hora después, los aterrizajes. Posteriormente, sobre a las 13.48 horas se ha restablecido el servicio habitual en las instalaciones.

El temporal en Barcelona ha llevado a la Generalitat ha activar la prealerta por inundaciones. Al mediodía, en poco más de una hora, los servicios de emergencias han acumulado más de 400 llamadas de aviso y en la capital catalana se han recogido unos 40 litros en una hora. La lluvia ha complicado la circulación en las principales vías catalanas, algunas de las cuales viven este sábado la operación salida de verano.

Afectaciones por la huelga

La lluvia, de hecho, se ha sumado a un día complicado ya de por sí por la convocatoria de huelga del personal de tierra de Iberia, que finalmente ha parado hoy después de que las negociaciones in extremis entre plantilla y dirección hasta el viernes a última hora fracasaran. Los empleados han anunciado, después de todo, que el lunes decidirán si siguen con las huelgas.

El paro ha obligado a cancelar este sábado 62 vuelos que debían llegar o despegar hoy de El Prat, en una jornada con la afluencia de pasajeros en el aeropuerto es la normal en un fin de semana de julio. El hecho de que Vueling, la compañía principal afectada, avisara el jueves de las alteraciones ha minimizado los problemas en las instalaciones.

Fuentes de Iberia han considerado que la huelga se estaba celebrando sin indicencias y con el correcto cumplimiento de los servicios mínimos, mientras que desde UGT Iberia Barcelona han cifrado en un 80% el seguimiento.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!