Las lágrimas de Egan Bernal que emocionaron a Chris Froome

«Fue algo que soñábamos y…» Ahí acabó el discurso de Egan Bernal en las primeras entrevistas a la conclusión de la decimonovena etapa del Tour de Francia. Su exhibición en el alto de L’Iseran, que coronó en solitario, y la suspensión posterior de la etapa a causa de una tremenda granizada en los últimos kilómetros le vistieron de amarillo con solo 22 años. La emoción no le dejó terminar su primera entrevista, en una imagen que destacó su compañero de equipo Chris Froome, lesionado pero atento a la carrera. «Solo quiero pasar mañana y llegar a París»

El colombiano, tercero que se viste de líder en la historia de la ronda gala, afrontará este sábado la penúltima y decisiva etapa del Tour con una renta de 48 segundos sobre el francés Julian Alaphilippe, a quien arrebató el maillot amarillo.

Los comisarios de la carrera tomaron los tiempos en la cima de L’Iseran, que fueron los válidos para la general tras una etapa que tuvo que ser interrumpida a causa de una tempestad de granizo que inundó la carretera. Como no estaba previsto que fuera en ese punto donde se parara el crono, los tiempos fueron tomados a mano, lo que retrasó la publicación de la general. No hubo ganador de etapa y, por tanto, no le dieron los diez segundos de bonificación, pero sí los 8 que había reservados al primero que cruzara la cima de Iseran.

El tercero provisional es el británico Geraint Thomas, compañero de Bernal en el Ineos y defensor del título, que tiene al colombiano a 1.16 y el segundo puesto a 28 segundos, que buscará recuperar en el ascenso mañana a Val Thorens, puerto de categoría especial donde está la meta.

«Van a tener que sufrir para arrebatármelo»

Ya más calmado Egan Bernal confesó su incredulidad al verse de amarillo: «Es increíble, soy líder del Tour de Francia, no me lo creo, espero no despertar mañana y que se trate de un sueño. Ahora a darlo todo, si me quitan este maillot amarillo lo van a tener que sufrir mucho».

«Casi lloro, me daba hasta vergüenza, estaba ahí arriba y vi a mi papá mi novia enfrente, los dos llorando. Fue emocionante, esto es el Tour de Francia. Luego cuando vi el león también fue muy especial, tengo los recuerdos de cuando ganaba Alberto Contador». «No lo esperaba, la verdad. Esas cosas se imaginan, pero no lo llegas a creer realmente. Sinceramente, no lo esperaba», agregó.

«Mañana voy a hacerlo lo mejor posible, todavía no he ganado y vamos a pasar un gran test. Será una etapa muy dura, el equipo va a ayudarme a defender el maillot amarillo y hay que concentrarse en defender el liderato», avisó. «Thomas se entregará por mi, su apoyo es muy importante. Lo vamos a dar todos para que el triunfo se quede en el equipo Ineos”»

Si Bernal acaba ganando este Tour de Francia, será el más joven del Tour en los tiempos modernos, dato que el colombiano gestiona con prudencia: «No se si sería una nueva era, lo que quiero es seguir disfrutando del ciclismo, amo correr en bicicleta, competir, sentir la adrenalina de la carrera. No pienso en el futuro, solo quiero disfrutar de lo que me gusta».

Incertidumbre por la suspensión

Sobre la suspensión de la etapa mientras descendía el Col de Iseran, Bernal señaló que no quería parar, mientras le comunicaban que era líder.

«No sé qué pasó, iba a tope, atacaba, todo iba bien y me dijeron que me parara, pero no quería. Luego me comunicaron que la carrera se había acabado, no sabía qué pasaba. Después supe que era el líder, y no podía creerlo, y todavía ahora no puedo creerlo».

«No se podía continuar en esas condiciones, era el mejor lugar para parar a los corredores, pero en el momento nos ha parecido extraño. lo que cuenta es que ahora tengo el maillot amarillo y es un sueño». concluyó.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!