Las extravagantes exigencias de Georgina Rodríguez para sus vacaciones en Cádiz

Georgina Rodríguez vuelve a ser noticia, pero esta vez no por su físico sino por sus exigencias. La pareja de Cristiano Ronaldo está pasando unos días en Cádiz con sus hijos, su madre y su hermana, Ivana Rodríguez, donde ha querido que su escapa sea completa e inolvidable mediante una lista de requisitos.

La modelo ha concretado una serie de exigencias con el hotel en el que se hospeda, el Royal Hideaway Luxury Hotels Sancti Petri del grupo Barceló. El precio del apartamento son unos 2.500 euros por noche, contando con tres habitaciones, terraza, jacuzzi, cocina y varios baños. Sin embargo, parece que esto no es suficiente para Georgina, quien además de sus exigencias cuenta con dos guardaespaldas, que Ronaldo ha puesto a disposición de su familia para proteger a sus seres queridos, y dos niñeras para cuidar de los cuatro hijos.

En cuanto a Georgina, mandó a su equipo de representación para cerrar su estancia con la directiva del hotel dejando claras una cuantas peticiones en su visita: cambios en las instalaciones, césped artificial en la zona exterior del apartamento, una piscina hinchable privada para sus hijos y algunos detalles para su gato Pepe. Para la mascota la empresa ha hecho una excepción permitiendo al gato esfinge de la modelo pasearse por los pasillos como un cliente más, algo que no está permitido en el hotel debido a la prohibición de mascotas. Finalmente la cadena hotelera aceptó todas sus exigencias y modificó el ambiente al gusto de Georgina, donde podrá disfrutar de una decoración oriental, incienso y velas.

En cuanto a sus vacaciones, la modelo descansa pero sigue manteniendo su rutina. Un café más una visita al gimnasio ha sido el comienzo de su día el cual ha definido como «maravilla» en unas de sus publicaciones de Instagram. También ha seguido con su trabajo fotografiándose con las marcas con las que colabora como Kappa o Aloyoga. Después las calles de San Fernando se revolucionaban al ver a una mujer y un niño pasear entre dos guardaespaldas. Georgina y y Cristiano Jr., el hijo del futbolista, han acudido al centro comercial Bahí para hacer algunas compras como una lista de juguetes: nintendos, carritos, ropa y artículos para los niños. Mientras tanto, Cristiano trabaja en la fase de pretemporada y se encuentra en China donde jugará importantes partidos con su equipo.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!