Las diócesis de la región, preparadas para defender su propiedad sobre catedrales y templos

Las once di√≥cesis de la Comunidad lo tienen muy claro: s√≥lo mover√°n ficha si desde el Gobierno se reclama informaci√≥n pero, ante esa posibilidad, se preparan para demostrar que los bienes inmatriculados –catedrales y templos-, son de su propiedad. La lista de estos inmuebles de la Iglesia que elabora el Ministerio de Justicia y, sobre todo, la pol√©mica surgida en torno a la propiedad de la Mezquita-Catedral de C√≥rdoba ha abierto un debate sobre la titularidad de las propiedades eclesi√°sticas. Para muchos, se trata de un hecho incuestionable por las ra√≠ces hist√≥ricas y el destino al culto que tienen todas ellas, pero la decisi√≥n del Gobierno de Pedro S√°nchez ha puesto sobre la mesa de nuevo una cuesti√≥n cuyo recorrido va a pasar inevitablemente por los tribunales.

A partir de 1998

La inmatriculaci√≥n de un inmueble o finca es su inscripci√≥n, por primera vez, en el Registro de la Propiedad. Hasta 1998, el Reglamento Hipotecario exclu√≠a del registro a los templos destinados al culto cat√≥lico por considerar que su titularidad era notoria y conocida y sobre ellos exist√≠a un uso com√ļn, aunque eso no significaba que fueran de dominio p√ļblico y titularidad estatal. Sin embargo, tras la reforma de la normativa, desaparece esa excepcionalidad y se abre la obligatoriedad a todos los bienes.

Pero, ¬Ņqui√©n realiza la inmatriculaci√≥n de las propiedades? Hasta la Ley Hipotecaria de 2015, se pod√≠a hacer con el t√≠tulo de adquisici√≥n o mediante una certificaci√≥n del funcionario a cargo de la administraci√≥n de los mismos que, en el caso de una di√≥cesis, era un responsable de la misma. Si en el plazo de dos a√Īos, dando por hecho que el edificio no estuviese previamente inscrito, no se recurr√≠a la inscripci√≥n, el proceso se daba por v√°lido.

Este mecanismo es el que se quiere cuestionar desde instancias gubernamentales, mientras las di√≥cesis insisten en que sus actuaciones se han hecho ¬ęconforme a la Ley¬Ľ. As√≠, la de Valladolid va muy por delante de las otras diez con que cuenta la Comunidad. La raz√≥n est√° en que en agosto de 2016 el Ayuntamiento del socialista √ďscar Puente, que gobierna con VTP(IU) y con el apoyo de S√≠ se Puede (la marca blanca de Podemos), reclam√≥ al Arzobispado, por acuerdo del Pleno, el listado de todas las inmatriculaciones realizadas por la Iglesia en la capital vallisoletana desde 1946. Dos meses despu√©s, lleg√≥ al consistorio una relaci√≥n con 19 templos inscritos en 2007, entre ellos la Catedral, la Bas√≠lica de la Gran Promesa, Santa Mar√≠a de la Antigua, el Carmen de Extramuros, Santiago Ap√≥stol o San Pedro.

Tambi√©n en Salamanca se cuenta con un inventario de bienes que se elabor√≥ hace a√Īos y que se actualiza peri√≥dicamente, seg√ļn se√Īalaron fuentes del obispado. El resto de di√≥cesis se remiten a las directrices marcadas por la Conferencia Episcopal Espa√Īola y, sobre todo, se mantienen a la espera de que el Ministerio de Justicia haga p√ļblica la lista con los bienes que ha inmatriculado la Iglesia entre 1998 y 2015 y que el departamento de Fernando Grande-Marlaska est√° a punto de completar. El Gobierno de Pedro S√°nchez cumple con esta medida con una Proposici√≥n no de Ley que present√≥ en abril del a√Īo pasado el PSOE cuando estaba en la oposici√≥n y que se aprob√≥ con los votos en contra de PP y Ciudadanos. Finalizada la relaci√≥n, el Ministerio tendr√° que encontrar la f√≥rmula de hacerla p√ļblica, como quiere, sin vulnerar la ley. Despu√©s, a trav√©s de la Direcci√≥n General de Patrimonio, reclamar√° a la Iglesia los bienes que sean de dominio p√ļblico. Y si eso llegase a suceder, di√≥cesis como la de Osma-Soria ya tienen a su departamento jur√≠dico preparando las pruebas que avalan la propiedad de sus edificios, aunque a√ļn no disponen de relaci√≥n alguna. Como tampoco la tienen en el Obispado de Le√≥n donde, como en la mayor√≠a, se declaran a expensas de las decisiones que pueda adoptar el Gobierno y de las pautas que marque la Conferencia Episcopal, posici√≥n en la que tambi√©n insisten fuentes de las Di√≥cesis de Zamora. En Burgos, cuya postura es similar, se preguntan por las razones que llevan al Gobierno a querer publicar la lista de bienes de la Iglesia y no de otros organismos o, incluso, particulares. En esta Archidi√≥cesis se lamentan de que el √ļnico objetivo de esta medida sea intentar demostrar que se han inmatriculado inmuebles que no son de la Iglesia, cuando no es as√≠. Tambi√©n en el Obispado de Palencia se decantan por esperar, aunque con las dudas de qui√©n ser√° el que solicite la informaci√≥n, si es que se llega a pedir: el ministerio, un juez, los registradores… En cualquier caso anuncian que ¬ęvamos a ser rigurosos y llegado el momento ya veremos, pero siempre desde la tranquilidad m√°s absoluta¬Ľ. Los obispados de √Āvila, Ciudad Rodrigo y Astorga completan el mapa de las once di√≥cesis de Castilla y Le√≥n. En todas recuerdan que los templos ¬ęno son de los obispos como algunos quieren hacer creer¬Ľ y que tienen una funci√≥n bien definida, sin olvidar que uno de los mayores problemas de este patrimonio reside en su conservaci√≥n y mantenimiento.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!