Las cubiertas de Riazor se eternizan

Primero la previsi贸n era terminar las obras a mediados de agosto, luego en septiembre y ahora el Gobierno local de la Marea Atl谩ntica baraja la fecha del 11 de diciembre para culminar la reforma de la cubierta del estadio de Riazor. Los constantes retrasos en el plazo de finalizaci贸n de esta infraestructura, una de las obras de mayor envergadura a cargo del equipo de Xulio Ferreiro, han puesto en pie de guerra a los vecinos y comerciantes de la zona, que denuncian c贸mo los trabajos se 芦eternizan禄 aumentando el malestar y las p茅rdidas econ贸micas para residentes y peque帽os empresarios.

Hay problemas de tr谩fico, problemas con los colegios, con la entrada a los garajes, problemas de todo tipo. Deben tomar una soluci贸n porque esto no tiene fin禄, censura Pedro M茅ndez, presidente de la asociaci贸n de vecinos de Riazor. Sin embargo, M茅ndez explica que los mayores perjudicados por las demoras en los trabajos han sido los aficionados del Deportivo y los comerciantes de la zona. El retraso de las obras oblig贸 al club a solicitar jugar las tres primeras jornadas de Liga fuera de casa e incluso tuvieron que aplazar la celebraci贸n del Teresa Herrera, la competici贸n 芦decana禄 de los trofeos veraniegos que cada a帽o se celebra en la ciudad durante el mes de agosto.

Ya a principios de septiembre, con la obra interior a煤n incompleta, unos 8.500 socios tuvieron que ser reubicados en el encuentro contra el Sporting de Gij贸n. Este hecho oblig贸 a cancelar el desembarco en la ciudad de unos 4.000 aficionados sportinguistas, que seg煤n la federaci贸n de pe帽as de este club podr铆an haber dejado en la ciudad casi medio mill贸n de euros entre alojamientos y consumiciones. 芦Cuando hay partidos de este tipo la hosteler铆a se surte de material abundante y de repente de la noche a la ma帽ana les dicen que no hay partido. Muchos perdieron todo el material y el enfado fue importante禄, resume el presidente de la asociaci贸n de vecinos, que constata el enorme malestar que le trasladan los comerciantes de la zona.

En el siguiente encuentro fueron cerca de mil los aficionados que tuvieron que ser reubicados en otras zonas del estadio y ya en noviembre el Ejecutivo de Xulio Ferreiro anunci贸 un nuevo atraso en las obras, esta vez derivado de un tir贸n de orejas de la Inspecci贸n de Trabajo, que oblig贸 a la empresa adjudicataria a construir una pasarela sobre la cubierta para acometer las posteriores labores de mantenimiento. 芦Hay una continua improvisaci贸n. No hay control de seguimiento de los contratos y todo son excusas. Este 煤ltimo retraso es por incumplimientos detectados en una inspecci贸n, pero antes fue por la lluvia, como si aqu铆 hiciese siempre sol, por parones porque hab铆a partidos o por retrasos en la firma del contrato. La ineficacia de la Marea es desesperante禄, manifest贸 a este diario la l铆der del PP coru帽茅s, Beatriz Mato.

Desde el Gobierno local, en cambio, justifican las demoras debido a la 芦gran importancia禄 del proyecto 鈥攃on un presupuesto de m谩s de siete millones de euros鈥 y a la 芦complejidad禄 del mismo. 芦Adem谩s, se realiza en un entorno en el que cada dos semanas hay miles de personas, lo que obliga a extremar al m谩ximo las precauciones para garantizar la seguridad禄, se帽alan a este diario fuentes del equipo de Ferreiro, que matizan que a d铆a de hoy 芦las estructuras fundamentales est谩n pr谩cticamente terminadas禄 y solo falta colocar unas placas en la cubierta y la instalaci贸n de la citada pasarela.

Adjudicaci贸n anulada

Las obras de la cubierta del estadio de Riazor han estado rodeadas de pol茅mica desde la llegada de la Marea Atl谩ntica a Mar铆a Pita. En 2015 el Gobierno local liderado por el popular Carlos Negreira aprob贸 la licitaci贸n de estos trabajos. Sin embargo, poco despu茅s, con el aterrizaje de Xulio Ferreiro al consistorio herculino, el Ejecutivo rupturista anul贸 el contrato con la adjudicataria pese a las cr铆ticas del PPcoru帽茅s, que ya entonces advirti贸 de que este hecho retrasar铆a innecesariamente la culminaci贸n de la infraestructura. 芦Aquella era una reforma viable como se constata en varios documentos del expediente, entre ellos un informe de tres catedr谩ticos de arquitectura de la UDC encargado por el propio alcalde, que avala la obra adjudicada por el PP. Pero Ferreiro anul贸 sin motivo esa obra, adem谩s de someterse a los intereses de la anterior empresa adjudicataria al anular el contrato sin solicitarle una indemnizaci贸n. Y no s贸lo eso, sino que devolvi贸 a la empresa el aval de 107.000 euros. La gesti贸n de la Marea del tema de Riazor ha sido un desastre de principio a fin禄, insiste Beatriz Mato. La candidata del PP a la alcald铆a de La Coru帽a lamenta que, dando por v谩lido el 煤ltimo plazo de finalizaci贸n que ha dado el Concello el retraso se elevar谩 por encima de los siete meses. 芦Estamos ante un fracaso estrepitoso, uno m谩s, de Ferreiro禄, concluye la popular.

Lee m谩s: abc.es


Comparte con sus amigos!