Las claves para que el Real Madrid vuelva a ganar la Champions

El Real Madrid se quedó ayer sin la oportunidad de luchar por la opción más factible a un título que tenía esta temporada. Aunque partía con una ligera ventaja por el 1-1 de la ida, los de Solari fueron incapaces de superar al Barcelona en el Santiago Bernabéu. Esta dolorosa eliminación se suma a la situación del equipo en Liga, donde está a nueve puntos del líder, una distancia que hace pensar que este año tampoco se conseguirá levantar el trofeo doméstico.

Por ello, al Real Madrid no le queda otra que volver a apostar todo a la Champions, su competición fetiche. Tras ganar las últimas tres ediciones, el club vuelve a fiar el éxito de la temporada a lo que suceda Europa. Pero esta vez, en cambio, no cuenta con Zidane en el banquillo, director desde la banda de los éxitos recientes, ni con Cristiano en el campo, estrella del equipo la última década. Aun así, en el seno de la plantilla confían en reeditar el logro europeo.

De momento, el 1-2 cosechado ante el Ajax en la ida de los octavos deja encarrilado el pase a cuartos, aunque no de manera definitiva. El próximo martes 5 de marzo el Santiago Bernabéu tendrá que confirmar el billete a la siguiente ronda. Un primer paso hacia la que sería la cuarta Champions consecutiva, cuya final se juega, como aliciente, en el Metropolitano.

Pero para conseguir semejante hazaña, el Real Madrid deberá mejorar en varios aspectos. Algunas de las claves para volver a ganar la Champions son las siguientes:

Encajar menos goles

Una de las tareas pendientes de Solari es confirmar la mejoría defensiva del equipo. Es cierto que el Real Madrid concede menos ocasiones que antes, pero sigue encajando muchos goles. En este 2019 solo ha conseguido dejar la puerta a cero en tres partidos de los dieciséis disputados. El Barcelona logró irse con un 0-3 de Madrid con solo dos tiros a puerta. La solidez atrás es el primer paso para levantar un título.

Aportación del banquillo

Solari tiene clara cuál es su apuesta y le confesó a Florentino su intención de ir hasta el final con ella: «Voy a morir con mis ideas». Entre estas, destaca la titularidad de Reguilón en detrimento de Marcelo, la confianza en Vinicius y la apuesta por Lucas Vázquez en el once. Sin embargo, una de las cosas que está perjudicando al equipo es el rendimiento de la segunda guardia.

Isco, decisivo en este tramo de la temporada en años anteriores, apenas cuenta con el respaldo de Solari. El divorcio entre ambos es público y el futbolista malagueño está condenado al banquillo o a la grada, como ocurrió en el clásico. Si el técnico argentino le recupera para la causa, el Real Madrid volverá a contar con uno de sus mayores talentos.

Otro caso es el de Mariano, quien también se quedó fuera de la convoctaria del clásico. El delantero llegó para desatascar los partidos en los que el gol se resisitía, como el de ayer. El Real Madrid se fue sin ver puerta contra el Barcelona y muchos echaron en falta al hispano-dominicano en el campo en la segunda mitad.

Además, de jugadores como Brahim, fichado en enero para reforzar la plantilla, Ceballos o Asensio se espera un mayor protagonismo. Por último, la marcha de Cristiano del equipo no ha sido cubierta por Bale, llamado a ser uno de los líderes del ataque y que es, ahora mismo, suplente.

Recuperar la confianza

El Real Madrid se ha visto apeado de la Copa en febrero, a un solo paso de la final. A esto hay que sumar la distancia con el Barcelona en Liga, una competición a la que no renuncian, si bien parece una quimera. La derrota ante el Girona hace unos días supuso un duro golpe para una plantilla que ve cada tropiezo como una oportunidad perdida para levantar un título.

Con la vista puesta en la Champions, el equipo necesita recuperar la confianza que te da ganar partidos en Liga. El sábado, días antes de la decisiva visita del Ajax, espera de nuevo el Barcelona en el Santiago Bernabéu. Cuajar un buen encuentro ante los azulgranas ayudará a afrontar de la mejor manera el duelo ante los holandeses. Una victoria, además de cambiar la dinámica del equipo, reabriría las opciones a la Liga.

Tener más gol

La gran noticia de la temporada del Real Madrid está siendo Vinicius. El delantero brasileño ha cambiado la cara del equipo desde que Solari comenzó a apostar por él. Tiene velocidad, regate y descaro, y por sus pies pasan la gran mayoría de ataques madridistas. Sin embargo, su falta de precisión en los metros finales es una de las cuestiones pendientes que mejorar. Del acierto de Vinicius dependen, también, las opciones del equipo de llegar a la final del Metropolitano.

La marcha de Cristiano dejó un vacío de unos 50 goles por tempoarda. Si bien es cierto que Benzema ha asumido más galones y está celebrando más tantos que años atrás -lleva 20-, la aportación goleadora del resto de integrantes está por debajo de lo esperado. Bale suma 13 goles en todas las competiciones y Sergio Ramos es el tercer máximo goleador con 11.

Desterrar las polémicas

Todo lo que sea ajeno al fútbol debe desaparecer. Imágenes como la de Gareth Bale con Lucas Vázquez el fin de semana pasado, el enfrentamiento entre Isco y Solari o los rumores de salidas el próximo verano como la de Marcelo no ayudan a centrar los esfuerzos en conseguir la décimo cuarta Champions. La plantilla debe cerrar filas y remar en una misma dirección. El entrenador, a su vez, debe saber mejor que nunca gestionar al grupo. Zidane lo supo hacer y firmó tres finales de temporada de ensueño. Ahora le toca a Solari.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!