Las claves de «Madrid 360º», el plan contra la contaminación de Almeida

Las restricciones al tráfico de Madrid Central continuarán en vigor, al menos hasta el primer semestre del año que viene. Es dentro de aproximadamente nueve meses cuando, tras tramitar una modificación de la ordenanza de Calidad del Aire, el Gobierno de PP-Ciudadanos podrá introducir las nuevas excepciones que el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, presentó ayer dentro de un «ambicioso» plan para reducir la contaminación.

Su plan, denominado «Madrid 360º», pretende servir de «herramienta» para, de una vez por todas, cumplir con los límites de calidad del aire marcados por Europa tras los intentos fracasados de las anteriores corporaciones. La nueva estrategia, presentada ayer en el Faro de Moncloa con la persistente «boina» de polución como telón de fondo, contempla un total de 200 medidas. Con ellas, el Gobierno municipal de PP-Cs pretende rebajar las emisiones de óxidos de nitrógeno un 20% en 2023, lo que supone un 15% más de reducción de óxidos de nitrógeno de lo que proponía el plan de Ahora Madrid.

Nuevas excepciones en MC: los comerciantes serán como los residentes

El equipo de Martínez-Almeida levantará el veto a los coches de no residentes etiquetados como C por la Dirección General de Tráfico (DGT) -los de gasolina matriculadas a partir de 2006 y diésel a partir de 2014-, que podrán acceder al distrito Centro siempre que lleven dos o más ocupantes. Hasta ahora, como los coches con distintivo B, solo podían entrar para estacionar en un aparcamiento. Serán los agentes de movilidad y los policías municipales quienes se encarguen de controlar esta nueva excepción, al igual que ocurre en los Bus-Vao.

También atenderán la eterna reclamación de los 9.000 comerciantes del área que exigían equiparar sus condiciones de acceso con las de los residentes. Así, a partir del año que viene podrán entrar con los vehículos que estén a su nombre y podrán autorizar 20 pases mensuales para invitados.

En los aparcamientos del distrito Centro, además, se rebajarán las tarifas según el tipo de coche: será gratis para los vehículos Cero durante dos o tres horas al día; se aplicará un 50% de descuento a los Eco; y un 10% de descuento a los coches con etiqueta C (los de gasolina matriculados a partir de enero de 2006 y diésel a partir de 2014). También se analizará, según la demanda, la ampliación del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) a los distritos exteriores a la M-30.

Limitación gradual: prohibidos los coches sin etiquetas en 2025

Al tiempo que se potenciarán los medios de transporte públicos sostenibles, se irán implantando de forma gradual las restricciones al tráfico privado más contaminante. El calendario previsto por el Ayuntamiento establece que a partir del 1 de enero de 2020 quedará prohibido el estacionamiento de los coches sin etiqueta de la DGT (los turismos de gasolina matriculados antes de 2000 y los diésel anteriores al año 2006) dentro de la M-30, salvo para los residentes de un mismo barrio, que no podrán aparcar en otro lugar que no sea su zona.

Por su parte, a partir del 1 de enero de 2022 quedará prohibido el acceso y circulación dentro de la M-30 a todos los coches sin etiquetas de las personas que no estén empadronadas en Madrid. Desde el 1 de enero de 2023 se extenderá la restricción de la circulación para vehículos sin distintivo de no residentes en la capital también en la M-30.

Y, por último, en 2024 ningún coche sin etiquetas de fuera de Madrid podrá circular por todo el término municipal. «Esta medida supone la reducción de hasta 618 toneladas de NOx anuales, lo que conlleva a multiplicar por cinco la reducción de emisiones que se estimaba para Madrid Central», explicó ayer el regidor popular. El objetivo final será que en 2025 ningún vehículo sin distintivo circule por todo el área metropolitana de Madrid. Como contraprestación a estas restricciones al tráfico, se construirán 9.000 plazas de aparcamientos disuasorios y se destinarán 200 millones para la renovación de la flota más contaminante La etiqueta C corresponde a los turismos y furgonetas de gasolina matriculados a partir de enero de 2006 y de diésel matriculados después de enero de 2014 y a los vehículos de más de ocho plazas y transporte de mercancías matriculados desde 2014, diésel o gasolina.

Autobuses «verdes» gratis: alternativa para moverse por el centro

Se crearán dos nuevas líneas gratuitas de autobús eléctrico que darán servicio al distrito Centro: una de norte a sur y otra de este a oeste. Así, la Línea Cero 1 atravesará el corazón de Madrid, desde San Bernardo a Puerta de Toledo. Por su parte, la Línea Cero 2, recorrerá toda la Gran Vía, desde Moncloa hasta la plaza de Felipe II. Además, se establecerá otra línea perimetral de bajas emisiones alrededor del distrito Centro, que sí será de pago. Y, como prometieron en campaña, se desarrollarán nuevas infraestructuras de transporte como soterramiento de la A-5 y el Nudo Norte.

Peatonalizaciones: Puerta del Sol, Hortaleza y Fuencarral

Además de la ya anunciada peatonalización de la Puerta del Sol y su entorno, el Ayuntamiento realizará un estudio de peatonalización de la calle de Hortaleza, al igual que completar la prioridad al peatón en Fuencarral -desde Tribunal a Bilbao-, para convertir Madrid en una ciudad con «alternativas suficientes» para la movilidad.

Bosque Metropolitano: 600 hectáreas más de zonas verdes

Se plantarán 100.000 árboles nuevos para crear un bosque metropolitano de 600 hectáreas que, según los cálculos de Medio Ambiente, supondrán la absorción de 170.000 toneladas de CO2.

Este proyecto contará con un presupuesto de 20 millones de euros hasta 2023. Además, desde el Ayuntamiento se incentivarán las azoteas verdes en todo tipo de edificios, el diseño de cubiertas vegetales y jardines verticales. El Consistorio también se compromete a ejecutar en este mandato la cuña verde de O’Donnell o la ampliación de Madrid Río en el Calderón.

Renovar la flota y las calderas: 250 millones en cuatro años

Como contrapartida a las restricciones a los coches sin etiquetas, el Ayuntamiento lanzará una línea de ayudas «histórica» dirigida a particulares para que puedan renovar sus vehículos. Se dispondrá de 25 millones de euros anuales para quienes cambien su coche sin distintivo por otro Cero, Eco o C. Otros 10 millones de euros se destinarán a promover la renovación de la flota de los vehículos de mercancías.

Respecto al taxi, se incorporará otra línea de ayudas de 5 millones de euros al año. Esta misma cantidad se destinará al cambio de autobuses discrecionales. Para dar cumplimiento a otra de las promesas electorales del equipo de Martínez-Almeida, se ha presupuestado un total de 50 millones entre 2020 y 2023 para que las calderas de carbón desaparezcan en 2022. Calculan que estas sustituciones puedan reducir hasta 90 toneladas de NOx al año.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!