Las cámaras de tráfico cazan a 250 corredores haciendo trampa en Shenzen

Asfixiados por el esfuerzo o tentados por mejorar sus resultados, casi 250 corredores decidieron hacer trampa y acortar el recorrido oficial de la media maratón de Shenzen en nada menos que casi tres kilómetros. Aprovecharon para ello una zona del recorrido en la que no había vallas adelantarse, pero no cayeron en la cuenta de que estaban siendo vigilados por las cámaras de tráfico de la ciudad china, lo que dejó al descubierto su engaño.

Las imágenes de la policía registraron cómo una gran número de corredores aprovechaba una zona de arbustos para cambiar de dirección y ahorrarse una larga recta y una curva en ‘U’. Según la organización de la prueba hasta 237 atletas emplearon esta treta para ahorrarse entre dos y tres kilómetros del recorrido total (21 kilómetros).

Esta carrera, que se celebra cada año en la cuarta ciudad más grande de China atrae en cada edición a más de 16.000 corredores. Ya el año pasado para evitar que algunos de los participantes empleasen sustitutos la organización introdujo un sistema de reconocimiento facial. Pese a todo y como se ha podido comprobar en la presente edición, las trampas siguen existiendo.

La organización ha comunicado que, además de los corredores que acortaron el recorrido, detectó a tres «impostores» y a dieciocho corredores con dorsales falsos. Todos ellos tendrán que hacer frente a contundentes sanciones deportivas.

Las noticias de estas trampas han llegado a las portadas de los grandes diarios chinos, como el ‘Diario del Pueblo’, que ha instado a los corredores en un editorial a «respetar el maratón y el espíritu deportivo».

«Las carreras de maratón no son simple ejercicio físico, son una metáfora de la vida, y cada corredor debe ser responsable», se lamentó la organización de la prueba.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!