Las «caballerías» Class 40 e IMOCA 60 a por la Transat Jacques Vabre

Todo tiene una razón de ser, y en el caso de la regata Transat Jacques Vabre es la vinculación histórica que tiene con la antigua “Ruta del Café” (entre el siglo XVIII y principios del X) que realizaban los “clíperes” desde Brasil hasta este puerto francés; llegando a transportar 400 toneladas en cada viaje, a principios del pasado siglo llego a tener la mayor reserva de café al importar 100.000 toneladas de café.

El poder económico que alcanzó Le Havre le permitió rivalizar con la ciudad de New York al tener la Bolsa de Valores más importante de Europa, en la que diariamente se determinaban los precios mundiales de las diferentes variedades de café. Una gloria que perdió todo su esplendor en 1944 durante los seis de bombardeo de los aliados durante la Segunda Guerra Mundial.

Otra cosa es la rivalidad que pueda existir sobre quien realmente inventó la máquina del “café espresso”, el francés Louis Bernard Rabaut en 1822 o el italiano Luige Bezerra en 1096. Esto se lo dejamos a los muy cafeteros.

Recuperar la “Ruta del Café” es el origen de la regata transoceánica Jacques Vabre con la única diferencia que ahora la ruta se hace en sentido inverso, desde Le Havre a un puerto sudamericano. Por la que han pasado cientos de marinos, siendo el patrón que más victorias ha logrado Jean-Pierre Dick en la Clase IMOCA 60 (2003, 2005, 2011 y 2017). Franck Cammas suma tres victorias en multicascos (2001, 2003 y 2007), al igual que Franck-Yves Escoffier (2005, 2007 y 2009) y Erwan Le Roux (2009, 2013 y 2015) en la clase Multi 50.

Las marcas por batir en esta edición de 2019 son las establecidas en 2017 (Le Havre – Salvador de Bahía) en las tres clases: 17 días 10 horas 44 minutos y 15 segundos en Class 40, establecida por el «V & B» de Maxime Sorel y Antoine Carpentier a una velocidad media de 10,40 nudos. El dúo Lalou Roucayrol – Alex Pella tienen un registro de 10 días 19 horas 14 minutos y 19 segundos con el Multi 50 «Arkema». En IMOCA 60 el ganador fue el «St Michel -Virbac» de la pareja Jean-Pierre Dic y Yann Eliès, con un tiempo de 13 días 7 horas 36 minutos y 46 segundos a una velocidad media de 13,63 nudos. Y nuevamente el final de regata será en Salvador de Bahía, puerto brasileño que acumula cinco llegadas desde 2005.

Serán 60 veleros los que cubran la ruta de 4.350 millas náuticas: 27 en Class 40, 3 en Multi 50 y 30 en IMOCA 60. Una flota que presenta grandes novedades de diseño, construcción y tecnologías. Entre los nuevos Class 40, inspirados en un diseño al estilo “Scow”, en otros objetivos, buscan que el paso de las ola sea más favorable planeando a toda velocidad; como referencia el «Banque du Léman» de Valentin Gautier y Simon Koster, último diseño del arquitecto naval Samuel Manuard y que fue botado el pasado 26 de septiembre en el puerto de Trinité sur Mer; y el “Crédit Mutuel” para Ian Lipinski diseñado por David Raison: “El comportamiento de esta clase 40 será diferente al de las demás. El enfoque arquitectónico es diferente. Los actores son diferentes. Trato de trabajar sin tabúes. El listón está muy alto. Tengo curiosidad por ver lo último de Sam Manuard. Pero esta será mi tercera generación de “Scow”. Los otros arquitectos están en su primera o segunda generación. Espero estar un poco por delante de la curva”.

En los IMOCA 60 las novedades son incontables, prácticamente se ha renovado la flota en su totalidad, numerosas soluciones de los “foils”, una expectante incógnita sobre el rendimiento del nuevo «Hugo Boss» y quien será capaz de contener al súper bólido «Charal» de Jérémie Beyou que acaba de arrasar en el recién celebrado Desafió Azimut.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!