Larga vida a la Brimo y a la Arro

En las √ļltimas semanas hemos asistido a algunos posicionamientos pol√≠ticos respecto la polic√≠a de Catalu√Īa que en democracia son de una extremada gravedad, entre otros: por una lado, tenemos a un irresponsable president de la Generalitat que se ha dedicado a alentar a que grupos incontrolados tomen la calle (los mismos que casi no le dejan salir del Parlament); luego la desautorizaci√≥n del mismo president de la Generalitat a la intervenci√≥n de los ‚ÄúMossos d‚ÄôEsquadra‚ÄĚ el d√≠a 6 de diciembre en Girona y Terrassa ante la actitud violenta de grupos radicales independentistas; y de otra, hemos visto el intento de hacer una purga entre los ‚Äúmossos‚ÄĚ que actuaron ese d√≠a por considerarlos, supongo, poco patriotas con ‚Äúla estelada‚ÄĚ. Los protagonistas de estos gestos autoritarios son dos: uno es el president de la Generalitat, Quim Torra; y el otro, el Conseller d‚ÄôInterior, Miquel Buch, al que los agentes de polic√≠a de los mossos deben conocer s√≥lo por la TV o en foto.

Estos hechos, como dec√≠a, en democracia son muy graves. La polic√≠a, en situaciones con graves alternados y de desorden p√ļblico ha de actuar sea qui√©n sea el que tenga delante infringiendo la ley y sea qui√©n sea el grupo o persona al que ha de proteger. Su funci√≥n es garantizar el cumplimiento de la ley y evitar que nadie se apropie de la calle de forma violenta. Si comenzamos a creer o ver como algo normal que hay personas o grupos de personas, que por sus ideas, pueden tener una protecci√≥n de primera y otros de segunda, es que como sociedad tenemos un preocupante problema de fondo y estructural y no entendemos el concepto de lo que es la libertad de expresi√≥n, el respeto a las leyes y normas de convivencia, ni lo que es el respeto al que piensa de forma diferente. Es decir, no entender esto, es no ser un dem√≥crata. Y que un responsable pol√≠tico quiera desautorizar a la polic√≠a teniendo en cuenta estas premisas, es que tiene unos tics autoritarios que en nuestra democracia no pueden tener cabida.

Pero el intentar hacer una purga entre la polic√≠a por estos motivos o por suponer que no puedan ser afines a sus tesis o teor√≠as independentistas y no tener en cuenta su gran profesionalidad, demuestra el intento de utilizar pol√≠ticamente a la polic√≠a y realmente que fines les gustar√≠a que tuviese dicha polic√≠a por parte de ‚Äúel caudillo‚ÄĚ Torra y de Buch, ‚Äúel mat√≥n de discoteca‚ÄĚ. El querer controlar y purgar la polic√≠a de esta manera, es intentar cargarse el Estado de Derecho y romper una de las bases de nuestra democracia: la neutralidad pol√≠tica de la polic√≠a. Pero gracias al sistema democr√°tico y a la integridad y profesionalidad de la gran mayor√≠a de los agentes de los ‚Äúmossos d‚Äôesquadra‚ÄĚ, esto no ha sido posible. La mayor√≠a de los ‚Äúmossos‚ÄĚ cuando han de intervenir en la calle, dejan su ideolog√≠a en casa pues su m√°xima es hacer que se cumplan las leyes y que sean respetadas.

Esta situaci√≥n hace que sea urgente que el Gobierno de Espa√Īa tome el mando de la polic√≠a de Catalu√Īa, y que Torra y Buch por su incompetencia y su talante autoritario tendr√≠an que dimitir y marcharse a su casa, pues han demostrado que est√°n incapacitados para gobernar.

Para finalizar quiero hacer un reconocimiento al gran trabajo y profesionalidad de la BRIMO y a la ARRO de los ‚Äúmossos d‚Äôesquadra‚ÄĚ. ¬°Larga vida a la BRIMO y a la ARRO!.

Alberto Villagrasa Gil es concejal del PP ayuntamiento de Barcelona y responsable del √°rea de Interior y Seguridad del PPC.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!