La zona verde del Casco Histórico será exclusiva pararesidentes todos los días del año

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Toledo ha aprobado hoy la propuesta para iniciar los trámites que permitirán ampliar a los 365 días del año la protección de la Ordenanza Reguladora de Aparcamiento (ORA).

El concejal de Movilidad de Toledo, Juan José Pérez del Pino, ha explicado que la decisión obedece a un compromiso del equipo de Gobierno local en aras de proteger a los residentes en el barrio antiguo de la ciudad, tal y como ha informado el consistorio toledano en nota de prensa.

Pérez del Pino ha expuesto que la modificación del horario de control del estacionamiento regulado para residentes ampliará la protección de 10:00 a 20:00 horas, de lunes a sábados, y los domingos por la mañana, de 10:00 a 14:00 horas.

Asimismo, se ha dado luz verde a la ampliación de plazas de aparcamiento controlado en la zona de la Avenida de América, una medida que «no se llevará a efecto hasta que no finalicen las obras de adecentamiento del parking de Santa Teresa», ha explicado el edil de Movilidad.

Por otro lado, la Junta de Gobierno Local ha adjudicado las obras del proyecto de la senda peatonal de Vega Baja a la empresa Entorno Obras y Servicios, S.L. por un importe de 352.122 euros.

Además, el consistorio ha aprobado el convenio firmado con Telefónica para el despliegue de la red de fibra óptica en el casco histórico y determinadas zonas de la capital regional, lo que supone el primer paso para la ordenación del despliegue de la red pública de comunicaciones electrónicas de Toledo, capaz de proporcionar servicios de banda ancha de alta velocidad y de muy alta velocidad, en diferentes zonas de la ciudad, sin cobertura actual.

Gracias a este acuerdo, el Ayuntamiento da respuesta a un compromiso con los residentes, comerciantes y empresarios del Casco Histórico, de las urbanizaciones de Montesión, Pozuela-La Cerca y San Bernardo, de las áreas residenciales de Vega Baja y Circo Romano, así como del entorno de Rigoberta Menchú. Asimismo, se desmontará la red de cobre por su impacto en el paisaje urbano de Toledo.

En otro orden de asuntos, la Junta de Gobierno Local ha dado el visto bueno al convenio entre el Ayuntamiento de Toledo y Cáritas Diocesana para la instalación y la gestión de contenedores para la recogida de ropa usada.

Este acuerdo da cumplimiento a una problemática de años en la gestión, emplazamiento y decoro de este servicio, con el fin de mejorar la estética de la ciudad y colaborar con la institución social al ofrecerle la posibilidad de emplazar en la vía pública contenedores como medida de promoción e inserción laboral.

En total, Cáritas, que desarrolla un programa de reutilización de ropa usada para los más necesitados, instalará una docena de contenedores autorizados por el Ayuntamiento en diferentes barrios, que se sumarán a los depósitos que la entidad social mantiene en espacios de propiedad privada en parroquias e instalaciones, como la Academia de Infantería, el Club Deportivo Pozuela o la estación de servicio Repsol en el Paseo de la Rosa.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!