La venganza de un guyanés, móvil del trágico incendio en el exhotel Las Naciones

El sospechoso es trasladado a una alcaidía Crédito: Policia de la ciudad

No fue un hecho fortuito. El trágico incendio en el exhotel Las Naciones, donde murieron cinco personas el 1° de febrero pasado, fue intencional. El fuego en el clásico hotel del centro porteño habría sido originado por Rupert Montgomery Fortune, nacido en Guyana hace 67 años, para vengarse de una abogada que lo había denunciado por hostigamiento.

Calificadas fuentes judiciales confirmaron a LA NACIÓN que Montgomery Fortune fue detenido el sábado por detectives de la Policía de la Ciudad en Retiro, donde trabajaba como vendedor ambulante.

El incendio se produjo el primer día de este mes en el edificio situado en Corrientes 820, donde hasta hace algunos años funcionó el hotel Las Naciones y que fue reconvertido en un emprendimiento de departamentos y unidades funcionales individuales. En el trágico hecho murieron cinco personas, entre ellas Roxana Trochel, una oficial de la Policía de la Ciudad que llegó hasta el lugar después de llamadas de auxilio para colaborar en la evacuación.

Montgomery Fortune vivía en un departamento del cuarto piso. Había sido desalojado por falta de pago. El 3 de enero pasado, un mes antes del incendio, una abogada que tenía su estudio en el quinto piso lo había denunciado por hostigamiento. La letrada, Lorena Bello Chan, dijo que el 8 de noviembre pasado, aproximadamente a las 22, se disponía a entrar en su oficina cuando advirtió que un hombre -Montgomery Fortune- la miraba; entró rápido a su departamento.

Tuvo un segundo encuentro inquietante el 14 de diciembre: esa vez, en el ascensor. A pesar de que Montgomery Fortune vivía en el cuarto piso, el hombre insistió en seguir un piso más. Se anticipó a ella al bajar, y la abogada aprovechó para escapar corriendo escaleras abajo. El hombre -al que, por la forma de hablar, la letrada identificó como “africano”- fue tras ella, con muñecos inflables en sus manos y mientras le gritaba “¡queeeero! ¡queeeero!”.

La abogada pidió ayuda en la planta baja a un vigilador permanente y a un policía de la Ciudad que estaba de consigna abajo. La derivaron a “la comisaría de Lavalle y Florida, donde dijo que, después de hacerle “perder un montón de tiempo” no le tomaron la denuncia. Desde entonces no volvió al edificio.

“Los peritajes determinaron que el único departamento donde las llamas habían pasado del otro lado de la puerta era el 504. Se trata de la unidad funcional de la abogada que denunció a Montgomery Fortune por hostigamiento. El incendio comenzó en el pallier del quinto piso, casi en la entrada del departamento 504”, afirmó una fuente de la investigación.

El informante agregó: “Todo indicada que el móvil del incendio fue una venganza por la denuncia. La otra hipótesis que se maneja es que el detenido lo haya hecho en represalia por haber sido desalojado”.

El trágico incendio es investigado por el fiscal en lo penal, contravencional y de faltas Federico Tropea. La causa está a cargo de la jueza Patricia Larocca, que ordenó la detención del sospechoso.

Montgomery Fortune estaba en el país con una residencia precaria. “No tiene condenas en su contra, pero sí causas abiertas por dos hechos delictivos”, sostuvieron fuentes policiales.

El día del incendio, el sospechoso debía retirar sus pertenencias del departamento donde había vivido.

“Hay un testigo que declaró haber visto cómo una persona arrojaba un líquido en la alfombra del pallier del quinto. Si bien no pudo ver el rostro de esa persona, sí sostuvo que tenía rastas. El ahora detenido tiene un peinado similar”, sostuvo una fuente con acceso al expediente.

Además de la oficial Trochel, en el incendio murieron Lidia Andrade, de 55 años; Juan Martínez, de 27; Julieta Greco, de 23, y una quinta persona que todavía no pudo ser identificada.ß

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!