La ¬ętormenta perfecta¬Ľ de Dolores Delgado

El paso de Dolores Delgado por el Ministerio de Justicia est√° siendo de todo menos tranquilo. Su gesti√≥n al frente del Ministerio se ha visto marcada por numerosas pol√©micas. Algunas de ellas est√°n vinculadas a su vida personal; y otras, como la reciente huelga de jueces y fiscales o las decisiones relativas a la causa del ¬ęproc√©s¬Ľ, a la profesional. Todo ello ha conformado una tormenta perfecta que ha derivado en que la ministra haya sido reprobada en las Cortes hasta en tres ocasiones. La √ļltima, este mismo jueves gracias a la abstenci√≥n de ERC (socio que sostuvo con sus votos la moci√≥n de censura socialista).

Los audios con Villarejo, y sus explicaciones

El camino de la titular de Justicia comenz√≥ a recrudecerse cuando el medio digital moncloa.com sac√≥ a la luz unos audios en los que quedaba reflejada su relaci√≥n con el excomisario Villarejo. En ellos, ambos compart√≠an charla y bromas durante un almuerzo, que tuvo lugar el mismo d√≠a que llegaron a Espa√Īa dos piratas somal√≠es detenidos por el secuestro del ¬ęAlakrana¬Ľ. Seg√ļn Dolores Delgado, con esta actuaci√≥n se est√° transmitiendo ¬ęuna imagen horrible de Espa√Īa¬Ľ, como si fuese un ¬ępa√≠s bananero¬Ľ y ¬ęde co√Īa¬Ľ. ¬ęEsto no puede ser¬Ľ, destac√≥ la ministra antes de concluir que ¬ęno ten√≠an que haber tra√≠do a ninguno de los dos¬Ľ piratas.

Otro temas recogido en las grabaciones gira entorno a la cr√≠tica de Garz√≥n al entonces presidente de la Audiencia Nacional, el ¬ęacojoneras Angelito Juanes¬Ľ, por defender al juez Eloy Velasco ¬ęcuando ha puesto a la etarra (Maite Aranalde) en polvorosa¬Ľ. Esta acci√≥n es precisada por la ahora ministra de Justicia, que asegur√≥ que le concedieron ¬ęlibertad m√°xima¬Ľ.

No ajena a la pol√©mica que suscitaron estas grabaciones, y tras ser reprobada por el Congreso, la ministra Delgado compareci√≥ ante la Comisi√≥n de Justicia para explicar, tras dos semanas de silencio, su relaci√≥n con el excomisario Jos√© Manuel Villarejo. Lejos de dar las explicaciones, la ministra pas√≥ por puntillas por este encuentro y no s√≥lo no ahond√≥ en la relaci√≥n que le une a Villarejo (¬ęno es profesional ni personal¬Ľ, se limit√≥ a decir), sino que se ha presentado como v√≠ctima del ¬ęchantaje¬Ľ de un miembro de las ¬ęcloacas del Estado alentado por la derecha, la extrema derecha y la extrema extrema derecha espa√Īola¬Ľ, tal y como inform√≥ Nati Villanueva.

La huelga de jueces y fiscales

Otro de los escollos que se ha encontrado Delgado desde su llegada al Ministerio ha sido la huelga de jueces y fiscales que, hace apenas unos meses, ella misma apoyaba secundaba de forma activa. El mismo día que el sector vaciaba las salas y ejercía su derecho a huelga la ministra respondió con el silencio y tierra de por medio: Delgado tenía agendado un viaje a Estrasburgo para acudir a un foro internacional.

La causa del ¬ęproc√©s¬Ľ

El escrito de acusaci√≥n en la causa del ¬ęproc√©s¬Ľ ha sido la √ļltima pol√©mica por la que el Gobierno est√° de actualidad. Mientras que el Ministerio P√ļblico acusa por el delito de rebeli√≥n a nueve l√≠deres del ¬ęproc√©s¬Ľ, mientras la Abogac√≠a del Estado ‚Äďdependiente del Ministerio de Justicia‚Äď solo aprecia sedici√≥n y malversaci√≥n.

Adem√°s, la decisi√≥n del Gobierno de destituir a Edmundo Bal, el abogado del Estado que propon√≠a acusar por rebeli√≥n a los l√≠deres del ¬ęproc√©s¬Ľ, en desacuerdo con los criterios del Ejecutivo. Por esta decisi√≥n el grupo parlamentario de Ciudadanos ha registrado este jueves en el Congreso una petici√≥n para que la ministra explique en la C√°mara el cese de Bal.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!