«La tasa turística me parece una buena idea»

Un fin de semana más, la ciudad de Toledo ha registrado una auténtica avalancha turística, con miles de visitantes deambulando por las calles del Casco Histórico y grupos guiados hacia los principales monumentos. Las «fronteras» de las tradicionales temporadas de mayor flujo turístico parecen haberse desdibujado y en la actualidad no puede hablarse claramente de un mes del año en que este sector registre una ralentización. Recientemente, el grupo de Izquierda Unida-Podemos en el Ayuntamiento de Toledo hizo pública una propuesta para establecer una tasa turística en la ciudad, algo sobre lo que el sector hostelero tiene mucho que decir. Hablamos con el presidente de la Asociación Provincial de Hostelería y Turismo de Toledo, Tomás Palencia.

—¿Ha abordado su asociación ya este asunto, estaría de acuerdo en la implantación de esa tasa turística?

—Hemos valorado en algún momento el tema de la tasa turística, que no nos parece mal. No seríamos la primera ciudad de España que la está cobrando, como ocurre en Barcelona o en Mallorca. No solamente estaríamos de acuerdo, sino que opinamos que si ese dinero revirtiera en promoción turística y en mejoras de la ciudad para el turismo, no sería mala idea.

—¿Han hablado con el Ayuntamiento?

—No, no es un tema del que hayamos hablado directamente con el ayuntamiento. Hubo un año en el que se le propuso, pero quedó en agua de borrajas. Eso fue hace mucho tiempo, cuando empezó a proponerlo Barcelona, y Mallorca. Era como una opción a valorar, pero se quedó parado.

—¿Por qué razón, porque la asociación de hostelería no tuvo interés o porque quizá era una medida que políticamente pudiera perjudicar al Ayuntamiento?

—En un principio se decidió no hacerlo porque pensábamos que no iba a ser bueno para la ciudad, que iba a ser un poco un elemento disuasorio para el turismo. Pensamos que si se cobraba una tasa turística, nosotros, que estamos luchando por que se incrementen las pernoctaciones, los visitantes podrían elegir otros destinos turístico. Eso es lo que se pensó en un momento, y hace tiempo ya. De todas formas, ahora mismo es una opción a valorar. Podríamos hacer un estudio y ver si ahora estamos en disposición de poder establecer esa tasa turística.

—¿Cómo se gravaría esa tasa al turista, en el hotel, en el transporte?

—Se puede hacer por pernoctaciones, como bien dice usted; o en el transporte, como ya existe en pueblos de la provincia como Consuegra, donde los turistas que suben en autobuses a los molinos del Cerro Calderico y hacen gasto en la ciudad o comen o pernoctan, lo hacen gratis; si no consumen, tienen una tasa para ese autobus.

—De todas formas, estaríamos hablando de unas cantidades muy pequeñas por persona, ¿no es así?

—Por persona estamos hablando de un euro aproximadamente, no es una barbaridad lo que se está diciendo. Sería un asunto que habría que valorar y estudiar, pero quizá nosotros no somos los que tenemos que estudiar esto sino el Ayuntamiento de Toledo. Yo creo que es una buena idea el estudiar el tema y no descartar una propuesta así porque puede ser buena para la ciudad. Y el turista al final lo vería un poco implementado en servicios hacia él, tales como servicios públicos, o más de los que ya hay; que hubiera coches lanzadera para subir al Casco…no se, vuelvo a decir, es una propuesta para llevar a estudio y los profesionales son los que tienen que decidir si eso es bueno para la ciudad o no.

—¿Qué opina de las críticas sobre la sobresaturación turística del Casco Histórico de Toledo y los perjuicios que causa a los residentes?

—Se oyen críticas, sí, pero no debemos olvidar que Toledo vive del turismo, es un motor muy fuerte para la ciudad, y creo que se puede criticar esa gran afluencia de público que está habiendo, pero sin olvidar de que es bueno para la ciudad.

—Pero estará de acuerdo con que esa gran afluencia turística se concentra solo en un barrio de la ciudad, y eso podría provocar que los vecinos huyan del Casco por la presencia masiva de turistas de forma habitual.

—Vuelvo a decir que eso es bueno para toda la ciudad. Del Casco Histórico no solamente viven los que están en el Casco. Yo, por ejemplo, tengo en mi restaurante camareros que viven en Santa Barbara o en el Polígono, y al final la riqueza que se puede generar se revierte en otros barrios de forma indirecta.

—Otro tema polémico son los apartamentos turísticos: molestias para los vecinos, falta de regulación desde el punto de vista legal…

—Yo hablaría de las viviendas turísticas porque los apartamentos sí que están más regulados y hay que diferenciarlos. Los apartamentos turísticos, al fin y al cabo, son edificios enteros que se dedican a lo que se dedicaban los hostales de toda la vida, y lo otro son viviendas sueltas; y por eso es por lo que tenemos que luchar, para que se regulen, que esas viviendas se den de alta como uso turístico. La legislación ya está vigente, tanto en la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha como en la ordenanza del Ayuntamiento de Toledo, donde se recogen los requisitos que tienen que cumplir las viviendas para ser de uso turístico. La gente que quiera poner su vivienda como turística se tiene que dar de alta, la ley ya lo regula.

—¿Ha notado su asociación si ha subido el número de turistas tras la apertura del parque temático de Puy du Fou en Toledo?

—Creo que el proyecto, de forma integral, es a corto-medio plazo, pero sí que se está notando, sobre todo las noches de los viernes y los sábados, cuando hay función, cuando mucha gente viene viene a pasar el día a Toledo. El parque va a ser más fuerte entre 2020 y 2021, cuando haya espectáculos diurnos, y la afluencia de público será mayor. No concibo que la gente solo venga a ver Puy du Fou exclusivamente; pienso que dirá vamos a ver Toledo y estar en la ciudad, y un día lo reservamos para Puy du Fou.

—¿Cómo es a su juicio la imagen que se lleva el turista de Toledo?

—No se ha hecho aún un estudio en este ámbito, pero creo que los turistas se llevan buena impresión de la hostelería de Toledo. Y nosotros, los hosteleros, lo que tenemos que hacer es no conformarnos con eso e intentar mejorar siempre.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!