La sucesora de Merkel se disfraza de se√Īora de la limpieza

Es la presidenta del partido conservador alem√°n, la Uni√≥n Cristianodem√≥crata (CDU) y sucesora de Merkel como candidata a la Canciller√≠a en las pr√≥ximas elecciones, pero aprovechando la enraizada tradici√≥n carnavalesca en la que se enfrascan estos d√≠as las ciudades del oeste de Alemania, Annegret Kramp-Karrenbauer ha dejado por un rato esos pomposos cargos y se ha abierto paso hacia otro que le permite re√≠rse a mand√≠bula batiente no solo de s√≠ misma, sino tambi√©n del Gobierno alem√°n y de los pol√≠ticos en general. Disfrazada de se√Īora de la limpieza de la Casa Konrad Adenauer, pa√Īuelo en la cabeza, escoba en mano y con uno de esos delantales que est√°n a punto de protagonizar una huelga en Malasa√Īa, AKK, como la apodan en su partido para abreviar, se ha presentado en el ¬ęNarrenschau¬Ľ de la Asociaci√≥n de Carnaval del Sarre, su regi√≥n de origen, en San Ingbert, lo que en C√°diz ser√≠a una presentaci√≥n de chirigotas, y ha protagonizado un desternillante mon√≥logo de 26 minutos de duraci√≥n en el que ha habido para todos.

¬ęLa se√Īora Merkel ha conseguido poner todo en orden en Berl√≠n¬Ľ, ironizaba sobre los cruentos enfrentamientos internos entre los partidos que forman la gran coalici√≥n, ¬ęahora hacen reuniones para sentarse en c√≠rculo y cantar ucho, ucho, ucho‚Ķ todos nos queremos mucho!¬Ľ. ¬ęEl ministro Jens Spahn¬Ľ, comenzaba a desgranar por el titular de la cartera de Sanidad y autor de vistosas propuestas con las que gana relieve para una pr√≥xima candidatura, ¬ęse ocupa de todo‚Ķ menos de los asuntos de su Ministerio¬Ľ. ¬ęSon gente muy trabajadora, les gustar√≠a hacer muchas m√°s cosas, pero no pueden, porque en cuanto intentan hacer algo viene la Asociaci√≥n Alemana de Protecci√≥n Medioambiental y se lo proh√≠be para que no contaminen¬Ľ.

Kramp-Karrenbauer participa en este acto tradicional desde 2009, incluyendo los a√Īos en los que fue presidenta de la regi√≥n por la CDU. S√≥lo el a√Īo pasado, en 2018, debido a las negociaciones en curso para formar Gobierno, falt√≥ a la cita. Este a√Īo, como candidata declarada a la Canciller√≠a federal, se dud√≥ de su presencia, pero finalmente subi√≥ al escenario ante los alrededor de 1.100 ¬ętontitos¬Ľ que forman el p√ļblico y demostr√≥ que el humor tampoco est√° re√Īido con las m√°s altas esferas de la pol√≠tica alemana. El ministro de Medio Ambiente del Sarre, el socialdem√≥crata Reinhold Jost, que acud√≠a disfrazado de pollo ¬ępor supuesto org√°nico y libre¬Ľ, ha subrayado que ¬ęes una verdadera artista y todo lo que contribuye a mantener la locura de la diversi√≥n y el culto al carnaval es apoyado por mi partido¬Ľ. ¬ęNo solo nos muestra que sigue ligada a su lugar de origen y a sus tradiciones, sino tambi√©n nos deja ver que tiene los pies sobre la tierra. Lleva participando en las fiestas activamente desde que era una adolescente y ahora sigue haciendo lo mismo. El carnaval es para re√≠rse del postureo que reina durante todo el resto del a√Īo y es una risa muy sana, por eso no creo que haya nada de pol√≠ticamente incorrecto¬Ľ, defiende el jefe del carnaval.

La actuaci√≥n ha resultado todo un √©xito, tal y como mostraron los largos minutos de aplausos, y de ello se desprende un amplio apoyo electoral, porque todo el mundo sabe que en El Sarre vale m√°s una buena actuaci√≥n de carnaval que una buena campa√Īa electoral. ¬ęS√≠, votar√© por ella¬Ľ, confirmaba entre el p√ļblico una espectadora a la emisora de radio local que retransmit√≠a el acto, ¬ęme ha convencido con su visi√≥n de las cosas. Aqu√≠ es donde realmente se ve c√≥mo piensan los pol√≠ticos, un soplo de aire fresco entre tanta correcci√≥n. Lo que pasa es que tambi√©n es bueno que despu√©s regresen al discurso m√°s encorsetado, por el bien de la convivencia. Y no como hace Donald Trump, que se queda en modo carnaval todo el a√Īo¬Ľ.

Trump estuvo por supuesto tambi√©n presente en el mon√≥logo, en el que AKK lamentaba: ¬ęno alcanzo bien a entender qu√© hace ese hombre, a qu√© se dedica adem√°s de comportarse como un palatino¬Ľ, en referencia a los vecinos del Palatinado a los que los oriundos del Sarre consideran especialmente paletos.

La broma, en todo caso, termin√≥ en cuanto AKK baj√≥ del escenario. Unas horas m√°s tarde, ya de vuelta en Berl√≠n, daba un pu√Īetazo sobre la mesa para poner fin a los anuncios socialdem√≥cratas de nuevas partidas de gasto dentro de la gran coalici√≥n y anunciaba que ¬ęexcluyo categ√≥ricamente el apoyo a cualquier tipo de renta b√°sica que no disponga de la adecuada financiaci√≥n, es una cuesti√≥n de justicia de desempe√Īo¬Ľ. Tampoco pasar√° por el aro de la ¬ęLey de la buena guarder√≠a¬Ľ, que por cierto criticaba indirectamente en su mon√≥logo: ¬ęhay algo que a los socialdem√≥cratas se les da endiabladamente bien, poner nombres de f√°bula a leyes que no valen un pimiento¬Ľ. AKK, por cierto, ya ha sido invitada a participar en el Narrenschau de 2020, y en El Sarre no descartan que llegue alg√ļn d√≠a disfrazada de la se√Īora de la limpieza de la Canciller√≠a de Berl√≠n.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!