La referencia al rescate de la AP-9 complica la petición de traspaso

La unidad de todos los grupos políticos gallegos en torno al traspaso de la AP-9 se tambalea. Tras varios intentos fallidos para que el Congreso de los Diputados abordase la petición del Parlamento gallego, la semana pasada el Gobierno de Pedro Sánchez levantó el veto al debate. El texto que abordará la Cámara estatal es el que salió de Galicia en 2016 que, además de pedir que la vía sea de titularidad autonómica, contiene una referencia al posible rescate para lo público de la concesión de la autopista. Pero tanto el PPdeG como el PSdeG prefieren eliminar este punto, que desde En Marea y BNG consideran crucial.

La proposición de ley para la transferencia de la titularidad de la Autopista del Atlántico aprobada por la Cámara gallega en 2016 considera que debería ser el Estado el que pagase la factura a la concesionaria Audasa, si se rescata la autopista. Este fue el primer argumento que usó el Gobierno de Mariano Rajoy para vetar el debate en el Congreso, alegando un coste en las arcas públicas. La Cámara gallega decidió volver a intentarlo y en 2017 aprobó otra proposición de ley en la que se excluía la mención al rescate. El Ejecutivo de Rajoy se mantuvo en su postura e impidió nuevamente que la propuesta de ley llegase al Congreso. Y en Galicia lo intentaron por tercera vez. El legislativo autonómico dio luz verde por unanimidad a una ley este verano, idéntica a la segunda propuesta y que también está en el Congreso pendiente de tramitación.

Esta mañana el portavoz parlamentario del PSdeG, Xoaquín Fernández Leiceaga se mostró partidario de eliminar la referencia al rescate en el texto que se debatirá en el Congreso de los Diputados. En rueda de prensa, el socialista pidió «recuperar lo que se votó en 2017 y 2018» y recordó que estos dos textos contaron con el apoyo unánime de los demás grupos, informa Ep. Preguntado expresamente por si está a favor del rescate de la AP-9 para su incorporación a lo público, Leiceaga contestó que es partidario de dar ese debate con posterioridad, en la Comisión Mixta de Transferencias. Aunque recordó los «costes inasumibles» para las arcas públicas de un posible carpetazo a la concesión.

Desde el PPdeG, que también se opone al rescate, se rebajaba ayer la importancia del contenido inicial de la propuesta. Su portavoz parlamentario, Pedro Puy, recordó que una vez que las iniciativas se empiezan a tramitar están abiertas a enmiendas y serán los grupos del Congreso los que decidan si se modifica el texto y cómo «se aprueba». Puy puso el foco en otra cuestión. Consideró que si «realmente» la voluntad política del Gobierno de Sánchez va más allá de levantar el veto a que se debata la propuesta, las negociaciones políticas con la Xunta podrían empezar «ya» en la comisión mixta en la que ambas administraciones negocian las transferencias.

En Marea y BNG

Pero para En Marea y para el BNG la referencia al rescate sigue siendo fundamental. El diputado rupturista Antón Sánchez valoró que la Cámara Baja vaya a debatir la propuesta que salió del Parlamento gallego con un respaldo unánime de los grupos aunque incidió en que lo que quiere su grupo es que se estudie «un rescate para lo público» de esta infraestructura. Esa sería la única fórmula de que se finalice con «el robo diario» al que están sometidos los usuarios gallegos tras el «regalo» que el PP hizo a la concesionaria, afirmó. Sánchez también pidió a populares y socialistas que desvelen si van a apoyar el traspaso. En una línea similar, la líder nacionalista Ana Pontón urgió a los socialistas a que expresen públicamente cuál será su sentido del voto. En su opinión este deberá ser coherente con lo manifestado en el Parlamento de Galicia, donde en un primer momento no se mostraron contrarios al rescate.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!