«La productividad de las empresas me preocupa más que el sueldo de los trabajadores»

-¿Cuál es la salud de Cecale después de muchos años al borde incluso de la desaparición?

-Creo que estamos en un buen momento, perfectamente saneados y sin mirar ya al pasado. Ahora, todas las organizaciones empresariales estamos en un momento de cambio y tenemos que adaptarnos a todo lo que nos va a exigir el ciudadano del siglo XXI con un nuevo modelo de trabajo y de empresa, con gente joven que sale con otro tipo de valores.

-Usted como presidenta de la CVE quiere una patronal vallisoletana fuerte e independiente… ¿Eso es compatible con el entendimiento con el resto de las provincias o, como casi siempre, cada una va por libre?

-El crecimiento de Valladolid está comprometido con el de las ocho provincias de la Comunidad. Sería un error que Valladolid compitiera contra cualquiera de ellas. Creo que es absurdo hacer una guerra entre provincias. Eso nos llevaría a que ninguna creciera.

-Hace unas semanas usted realizó unas declaraciones quizás políticamente incorrectas al asegurar que en los países «más igualitarios del mundo» es donde hay más pobres. ¿Mantiene que la reducción de la pobreza se logra con más riqueza de algunos?

-No es que tenga que haber más gente rica. La cuestión es que donde las políticas se han enfocado a que no haya ricos, como en Venezuela o en Cuba, lo que se ha conseguido es que todo el mundo sea más pobre. Para que no haya gente sin recursos debemos tener empresas potentes porque la mayor medida para salir de la pobreza es tener un contrato de trabajo. Miguel Sebastián, ministro con Zapatero, decía que si queríamos cambiar el modelo productivo necesitábamos que alguien tuviera dinero para poder invertir. Si ese dinero se lo lleva el Estado a través de la fiscalidad, no vamos a poder invertir ni tener empresas más grandes. Hay que tener mucho cuidado porque el sistema impositivo puede empezar a ser ya desincentivador de la generación de empleo y riqueza.

-¿Le preocupa más la productividad de las empresas de Castilla y León o el bajo sueldo de sus trabajadores?

-Lo que más nos preocupa es la falta de productividad de las empresas porque es la única forma de competir en un mundo global. O somos muy productivos y somos capaces de dar un valor añadido a un precio razonable o nos expulsan del mercado. Por mucho que queramos, las matemáticas son las que son. Si yo vendo fuera de España y alguien lo hace mejor y más barato que yo, al final se lo van a comprar a ellos.

-¿Pero los sueldos bajos también le preocuparán?

-Eso de que sean altos o bajos es muy relativo. El otro día leía que en varias provincias de la región estamos en los sueldos más altos de la historia superando ya el pico del año previo a la crisis. Hay una tendencia al alza y en los sectores que van bien se están fijando subidas salariales importantes. Otra cuestión es lo que paga la empresa por el trabajador, que es muchísimo y el empleado no lo sabe.

-No sé si a los sindicatos les convencería con este argumento. ¿Cómo es la relación que mantiene Cecale con ellos en la actualidad?

-Tenemos una relación buena y muy fluida desde la diferencia de opiniones y con un modelo de dialogo social que es modélico a nivel internacional y con el que somos capaces de llegar a acuerdos porque sabemos ceder.

-¿Quién cede más?

-Cedemos todos porque si no sería una rendición.

-¿Qué le piden a la Junta?

-En la parte fiscal se podrían hacer medidas interesantes con bajadas selectivas, pero hay otra cuestión, que no depende del Gobierno regional y sí del Estado, que es la presión inspectora que tienen las empresas de la Comunidad y que es mucho mayor que en otros lugares. Cuando una recibe la inspección, ya no solo te enfrentas a una posible sanción, sino que son un montón de horas de trabajo que tienes que dedicar a todos los requerimientos que la administración te hace y que a veces te obliga a dedicar una persona a jornada completa para esta tarea. Si otras autonomías pasan más desapercibidas, pues las empresas que pueden se marchan.

-¿Cuáles serían entonces los principales problemas que tienen las empresas y empresarios de Castilla y León?

-Una de las cosas que nos pasa es que tenemos cifras interesantes, un peso industrial importante, exportaciones, empresas competitivas, muchísimo talento con gente muy bien formada, pero creo que nos falta que los demás lo conozcan. A veces esta discreción que tenemos los castellano y leoneses nos perjudica porque, como sociedad, no salimos a presumir de lo que tenemos y eso afecta también a la hora de atraer inversiones y retener talento

-¿Y el nuevo Gobierno de España les ayuda o, como dice, el presidente de Cecale, ha aportado más inestabilidad y espantado inversiones?

-La peor situación que tenemos las empresas es la inestabilidad. Cuando tú no sabes que tipo de políticas se van a adoptar no se pueden hacer previsiones y eso hace que las inversiones se estén paralizando. Tampoco ayuda la coyuntura internacional, que viene con el viento en contra.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!