¬ęLa prensa escrita es el heraldo de las libertades pol√≠ticas y de pensamiento¬Ľ

Majestades; Presidenta-editora de ABC y Presidente de Vocento; Excelent√≠simas Autoridades; Se√Īoras y Se√Īores:

Como grata consecuencia de la decisi√≥n que el pasado 30 de mayo tomamos Victoria Prego, Manuel Lucena Giraldo, Jorge Edwards, Luis Ventoso y quien les habla, vaya el testimonio de nuestra admiraci√≥n y nuestros parabienes a Gregorio Mara√Ī√≥n, Pilar de Yarza y Jes√ļs Fern√°ndez como justos ganadores, respectivamente, de los premios Mariano de Cavia, Luca de Tena y Antonio Mingote en su nonag√©simo octava edici√≥n.

En ellos un gran diario espa√Īol, ABC, reconoce a la vez, impl√≠citamente, la contribuci√≥n a nuestra sociedad de tres peri√≥dicos diferentes, ¬ęEl Pa√≠s¬Ľ, el ¬ęHeraldo de Arag√≥n¬Ľ y el ¬ęDiario de Le√≥n¬Ľ en los que los premiados han realizado las colaboraciones merecedoras de estos galardones que llevan nombres emblem√°ticos del articulismo, la edici√≥n de prensa y la ilustraci√≥n period√≠stica.

Por deformaci√≥n no tanto profesional como puramente personal, siempre me intriga el significado m√ļltiple, casi dir√≠amos inagotable, de las palabras de nuestro idioma com√ļn. El Diccionario de la Lengua Espa√Īola define, as√≠, en una de sus acepciones el lema ilustraci√≥n como estampa, grabado o dibujo que adorna o documenta un libro o publicaci√≥n peri√≥dica. Pero recoge tambi√©n, para el mismo vocablo, la acepci√≥n del movimiento filos√≥fico y cultural del siglo XVIII que acent√ļa el predominio de la raz√≥n humana y la creencia en el progreso.

Movimiento que trascendi√≥, por supuesto, la √©poca de su primera formulaci√≥n, y que entre nosotros alcanz√≥ su cenit en el reinado de Carlos III, pero que alumbr√≥, entre otros avances civilizatorios plenamente operativos trescientos a√Īos despu√©s, el desarrollo de la prensa escrita, heraldo de las libertades pol√≠ticas y de pensamiento que ser√≠an convertidas en ley con las primeras Constituciones, como la norteamericana de 1787, que sigue vigente hoy con la mera adici√≥n tan solo de veintisiete enmiendas promulgadas entre 1791 y 1992. Prensa escrita que se har√≠a tambi√©n gr√°fica tan pronto como el desarrollo de las t√©cnicas xilogr√°ficas, del grabado y la fotomec√°nica lo permitieron.

Quiero decir que una misma palabra, ilustración, viene a amparar el sentido y la justificación de los tres premios internacionales de periodismo que ABC entrega hoy.

El periódico sigue proporcionándonos, día a día, el testimonio de los acontecimientos y de los hechos, así como su sentido. Todo ello transmitido a través de las palabras y de las imágenes, que tanto pueden significar las unas como las otras. Y siempre con una exigencia deontológica fundamentada en la racionalidad ilustrada, cuya quiebra parece amenazarnos en los tiempos actuales mediante vendavales populistas que pretenden justificarlo todo por el recurso a la simple e imprevisible emocionalidad.

Pero el peri√≥dico fue desde un principio una empresa colectiva, sustentada por m√°quinas, tecnolog√≠a, insumos, redactores y escritores, intermediarios, gestores y p√ļblico lector, y esta abigarrada condici√≥n es genuinamente suya, caracter√≠stica del complejo period√≠stico en s√≠. Por eso los premios de ABC distinguen a la vez un art√≠culo o cr√≥nica, un chiste, caricatura o dibujo, y una trayectoria period√≠stica sobresaliente en defensa del rigor √©tico, la exigencia literaria y la independencia informativa. Este √ļltimo galard√≥n, el Luca de Tena, ha correspondido este a√Īo a Pilar Yarza, la tercera mujer que ha estado al frente de una empresa familiar convertida hoy, gracias a su talento, decisi√≥n y esfuerzo en todo un grupo de comunicaci√≥n. Y la acompa√Īan en el podio el fotoperiodista Jes√ļs Fern√°ndez Salvadores, y Gregorio Mara√Ī√≥n, autor de un art√≠culo que reivindicaba, en v√≠speras de la conmemoraci√≥n del cuadrag√©simo aniversario de nuestra carta magna, el esp√≠ritu ilustrado de reconciliaci√≥n entre espa√Īoles que en ella se encarn√≥.

Gracias, pues, a los tres premiados por mantener vivas las luces a través de las páginas escritas e ilustradas de sus diarios.

Muchas gracias, Majestades. Mil gracias, se√Īoras y se√Īores, por su atenci√≥n.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!