La pol√≠tica se ¬ęenreda¬Ľ para las urnas

Como una planta trepadora, las ¬ęramas¬Ľ del caso Enredadera siguen creciendo y agarr√°ndose con fuerza no s√≥lo a las paredes del √°mbito judicial en el que surgi√≥, sino tambi√©n a las del pol√≠tico, del que se suministr√≥ de ¬ęnutrientes¬Ľ para extenderse y al que sigue asida con fuerza. Las elecciones municipales y auton√≥micas de mayo de 2019 son el ¬ęabono¬Ľ perfecto que han comprado los partidos para seguir ¬ęalimentando¬Ľ a esta Enredadera, con hojas de todos los colores pol√≠ticos -hay investigados de PP, PSOE y Ciudadanos-, adem√°s de los empresarios que se encargaban de extender la presunta corrupci√≥n a trav√©s de una trama que comenz√≥ en Catalu√Īa y se extendi√≥ por toda Espa√Īa, incluida Castilla y Le√≥n, donde ech√≥ ra√≠ces y con intenci√≥n de crecer y reproducirse – ¬ęlleg√≥ para quedarse¬Ľ y extenderse con otros ¬ęama√Īos¬Ľ, se√Īala el sumario- en Le√≥n capital y provincia.

Son varios los pol√≠ticos se√Īalados, bien como investigados o por sus conversaciones con Jos√© Luis Ulibarri, el empresario considerado cabecilla, ¬ęjefe¬Ľ y ¬ęDios¬Ľ de la trama en Castilla y Le√≥n, pendiente de juicio tambi√©n por la G√ľrtel, y que hace unos d√≠as sali√≥ de la c√°rcel de forma provisional tras m√°s de dos meses en prisi√≥n. El estar se√Īalados complica y condiciona la confecci√≥n de listas, varias de ellas en plazas importantes para los diferentes partidos. Adem√°s, las diferentes fuerzas se agarran al caso como a un clavo ardiendo para cargar contra el adversario pol√≠tico.

El hecho de que la operaci√≥n saltase a menos de un a√Īo de la cita con las urnas para las municipales y auton√≥micas -los agentes de la UDEF (Unidad de Delincuencia Econ√≥mica y Fiscal) llevaron a cabo registros y detenciones por toda Espa√Īa el pasado 3 julio- ha brindado en bandeja un arma arrojadiza para las formaciones pol√≠ticas, que tratan de sacar r√©dito a las ¬ęmalas hierbas¬Ľ del campo contrario en las que la ¬ęenredadera¬Ľ arraig√≥.

La cercan√≠a de las elecciones se ha notado desde que se destaparon los primeros brotes de las investigaciones y ha marcado un verano intenso para la pol√≠tica en Castilla y Le√≥n. Lejos del asueto estival, la presunta trama de corrupci√≥n ha caldeado el ambiente m√°s que el sol, con una sucesi√≥n de dimisiones, mociones de censura y amenazas de apear a alcaldes no vista antes. Sin olvidar la ¬ępurga¬Ľ que algunos partidos han hecho entre los se√Īalados de sus formaciones para intentar llegar ¬ęlimpios¬Ľ a una campa√Īa que ya se intuye enturbiada.

Conversaciones con Ulibarri

Entre los se√Īalados, nombres de plazas importantes como Le√≥n o su vecino San Andr√©s del Rabanedo. En la capital del Bernesga cierto es que su alcalde, el popular Antonio Silv√°n, no est√° investigado y la orden judicial se limit√≥ a pedir el registro e intervenci√≥n de documentos y equipos concretos del Ayuntamiento, pero tambi√©n que una conversaci√≥n suya con Jos√© Luis Ulibarri a punto ha estado de costarle la Alcald√≠a. En la charla telef√≥nica recogida en el sumario del caso, el regidor le ofrece al empresario informaci√≥n privilegiada sobre una mesa de contrataci√≥n que se est√° celebrando. Argumento usado por la oposici√≥n para pedir su ¬ęcabeza¬Ľ, salvada ¬ęin extremis¬Ľ por Ciudadanos, que no respald√≥ la moci√≥n de censura impulsada por el PSOE, aunque deja a Silv√°n tocado y ahora pone en entredicho que pueda repetir por segunda vez como cabeza de cartel.

Eso s√≠, cost√≥ la marcha de quien fuera concejal de Infraestructuras y Deportes, Jos√© Mar√≠a L√≥pez Benito ¬ęYiyo¬Ľ, citado en numerosas conversaciones de los cabecillas de la trama – Jos√© Luis Ulibarri y su socio √Āngel Luis Garc√≠a ¬ęEl Patatero¬Ľ-, a quien tambi√©n se intervino el tel√©fono y llamado a declarar como investigado.

Y en la cercana casa de enfrente de San Andr√©s del Rabanedo, quien no ha podido conservar su puesto en el sill√≥n de la Alcald√≠a es Mar√≠a Eugenia Gancedo. El PSOE ha forzado la marcha de su regidora, de quien el Ministerio Fiscal asegura en el sumario que ¬ęninguna duda existe¬Ľ de que habr√≠a brindado ¬ędurante meses¬Ľ una ¬ęreitera ayuda¬Ľ a los empresarios investigados, por lo que considera que cometi√≥ presuntos delitos de prevaricaci√≥n, malversaci√≥n, tr√°fico de influencias y fraude. Y Gancedo, para quien el juez orden√≥ su detenci√≥n el 3 de julio, pero ese mismo d√≠a qued√≥ en libertad, no lo hizo sola. Junto a ella, otros dos ediles del PSOE que tambi√©n est√°n se√Īalados en el sumario y para quienes el juez orden√≥ su detenci√≥n consumaron el mi√©rcoles su salida del Ayuntamiento: Miguel √Āngel Fl√≥rez y Santiago Blanco. Abel Iglesias, tambi√©n elegido en lista socialista en mayo de 2015, fue baja en una sesi√≥n en la que tambi√©n se ratific√≥ la marcha de Francisco G√≥mez (PAL), socio de Gobierno y para quien el magistrado instructor tambi√©n inst√≥ su arrest√≥. Su marcha no s√≥lo implica un cambio de cara en la Alcald√≠a, sino que los socialistas tendr√°n que elegir nuevo cabeza de cartel de cara a las elecciones de 2019, para las que Mar√≠a Eugenia Gancedo ya hab√≠a sido designada hace unos meses de nuevo como candidata.

Pero s√≠ sigue en la Corporaci√≥n Juan Carlos Fern√°ndez, ahora como no adscrito, pero que fue cabeza de cartel de Ciudadanos, formaci√≥n por la que tambi√©n logr√≥ entrar en la Diputaci√≥n de Le√≥n, aunque que fue expulsado de las siglas naranjas tras conocerse que est√° investigado en el caso Enredadera. Como parte clave del engranaje de la trama en Le√≥n, el sumario tambi√©n apunta a su compa√Īero de partido y asesor de Cs en la instituci√≥n provincial Sadat Mara√Īa, quien jugaba con el peso de sus ediles para meter presuntamente la mano en los ama√Īos.

Al igual que San Andr√©s del Rabanedo, el tambi√©n municipio leon√©s de Villaquilambre constituy√≥ otro de los objetivos ¬ęprincipales¬Ľ de la trama corrupta, probablemente debido ¬ęal alto nivel de influencia que ostentaban sobre los pol√≠ticos locales y alg√ļn t√©cnico municipal¬Ľ, se√Īala el sumario. Y aqu√≠ se encuentran tambi√©n otras de las v√≠ctimas pol√≠ticas ¬ęestranguladas¬Ľ por esta ¬ęenredadera¬Ľ. Primero cay√≥ la concejala M√≥nica Var√≥n -a quien el juez orden√≥ detener en un primer momento-. Dimiti√≥ por la presi√≥n de los ediles de Ciudadanos para evitar la moci√≥n de censura contra el alcalde. Aunque su marcha fue en balde, pues finalmente Manuel Garc√≠a (PP) se vio apeado de la Alcald√≠a. Su nombre, puesto en el centro de la diana por los cabecillas de la trama, llev√≥ al juez a escribirlo entre las detenciones a realizar el 3 de julio, al igual que su concejal Jes√ļs de Celis.

Pieza separada

Sin salir de Le√≥n, otra de las plazas en las que se mov√≠an Jos√© Luis Ulibarri y √Āngel Luis Garc√≠a en busca de ama√Īos con los que hacerse con adjudicaciones de contratos y obras es Astorga, aunque en este caso por otro tipo de trabajos. De hecho, de forma ¬ęcasual¬Ľ las escuchas de la Polic√≠a por esas supuestas manipulaciones vinculadas a la gesti√≥n del tr√°fico llevaron a tener que abrir otra pieza separada de Le√≥n, en la que destaca el nombre de Astorga. Y ah√≠, su alcalde, Arsenio Garc√≠a. Todo apunta a que el PP tendr√° que buscar aqu√≠ otro nombre para las pr√≥ximas elecciones municipales despu√©s de que el propio regidor se diera de baja en la formaci√≥n de la gaviota, que ya le hab√≠a abierto expediente despu√©s de pasar por Comisar√≠a. Eso s√≠, contin√ļa como alcalde, pues sigue manteniendo el apoyo de sus concejales. Hace unos d√≠as se confirm√≥ que pasaba a ser independiente, lo mismo que los concejales Manuel Ortiz y Javier Guzm√°n, tambi√©n investigados en esa pieza separada.

En las filas del PSOE tambi√©n ha habido bajas que conservan sus puestos. Caso destacado es el de Joaqu√≠n Llamas, que contin√ļa como alcalde de la localidad leonesa de Villarejo de √ďrbigo y con su puesto como diputado provincial. Lo hace suspendido de militancia y apartado de su puesto destacado en la Ejecutiva regional del partido que encabeza Luis Tudanca, donde ostentaba el puesto de secretario auton√≥mico de Pol√≠tica Municipal. En las conversaciones intervenidas se evidencia su papel en la adjudicaci√≥n del contrato de recogida de basuras en la Mancomunidad del Alto √ďrbigo.

La misma operaci√≥n que llev√≥ a Enrique Busto a dejar las filas del PSOE, partido por el que concurri√≥ en 2015 y se hizo con la Alcald√≠a de Hospital de √ďrbigo. Contin√ļa con el bast√≥n de mando, pese a reconocer su ¬ęerror¬Ľ por una conversaci√≥n sobre este asunto con Ulibarri. Nombres de diferentes partidos que ven muy tocadas sus posibilidades de repetir como candidatos en plazas significativas que obligar√°n a los partidos a hacer maniobras para confeccionar las listas.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!