La Policía de Waterloo estudia multar a Ciudadanos por el acto de Arrimadas ante la casa de Puigdemont

La policía de Waterloo (Bélgica) ha abierto varios procedimientos administrativos que podrían desembocar en sanciones contra los organizadores del acto de Ciudadanos el pasado domingo frente a la conocida como «Casa de la República», al considerar que infringieron las normas de esa localidad.

En el acto intervino la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, acompañada por diputados de la formación.

Según las fuerzas de seguridad de Waterloo, donde tiene su residencia el expresidente de la Generalitat catalana Carles Puigdemont, el primer procedimiento se debe a la celebración de una «manifestación no autorizada en la vía pública», que dificultó la circulación de los vehículos y molestó a los vecinos.

Otros dos procedimientos responden al estruendo provocado por los generadores eléctricos instalados para el «mitin», que «produjeron un ruido que enturbió la tranquilidad de los habitantes de la zona» y los cinco restantes responden a los vehículos mal estacionados, según un comunicado de la policía.

Durante el evento no se produjeron daños ni detenciones, ha precisado la oficina de Policía, que ha asegurado que los expedientes serán tratados «con equidad», conforme establece la legislación de la localidad.

El comunicado añade que «por razones de confidencialidad, Waterloo no informará sobre las eventuales sanciones ni sobre sus cuantías». Sin embargo, desmiente la multa de 7.000 euros «a la que se ha hecho referencia en las redes sociales» y deja claro que el reglamento policial no prevé ninguna sanción por un importe tan elevado.

Ese reglamento establece que la celebración de actos en la vía pública como el organizado el domingo obligan a solicitar un permiso a las autoridades locales con al menos 30 días de antelación.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!