La planta de Mercedes-Benz de Vitoria parará cuatro jornadas más por la incertidumbre del diésel

La planta de Mercedes-Benz de Vitoria detendrá su producción cuatro jornadas más el próximo diciembre debido a la caída de las ventas motivada por la incertidumbre del diésel. Paros que se suman a los diez que se iniciaron en octubre y que, a priori, no afectarán a las previsión de fabricación del próximo año, que se mantiene en 154.000 unidades.

Según han informado este jueves los sindicatos de trabajadores, los nuevos paros tendrán lugar los días 13, 14, 19 y 20 de diciembre. Mercedes, la mayor empresa del País Vasco con 5.400 empleados, inició el pasado 8 de octubre la primera de las diez jornadas de paro en su producción anunciadas que finalizarán el 21 de diciembre, previsto en el calendario anterior. Ahora se suman otros cuatro días de parón motivados por el «gran stock» acumulado en todo el mundo.

De cara a 2019, los sindicatos también han informado de que se mantiene la planificación y que se prevé así fabricar 154.000 unidades en la capital alavesa. Este año, Mercedes ha fijado que de la planta alavesa salgan 147.900 vehículos, 900 más que los previstos inicialmente tras el ajuste en la producción.

Este ajuste se debe al descenso de las ventas de las furgonetas que se ensamblan en la capital alavesa por la inestabilidad y volatilidad de los mercados relacionados con la crisis del diésel. El 85% de los vehículos que se producen en la factoría de Vitoria son diésel.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!