La paralización del hotel de La Tejita acarrea suspensión de contrato con la constructora y despido de trabajadores

Tenerife Guardar

La empresa Viqueira, promotora del hotel de La Tejita cuya construcción se ha paralizado de forma cautelar en el municipio de Granadilla, ha indicado este martes que ha suspendido el contrato con la constructora, subcontratas y proveedores, lo que implica el despido de hasta 70 trabajadores. Del mismo modo, tilda de «inconcebible» que deba afrontar un «episodio de alto riesgo» cuando el proyecto tiene licencia urbanística del Ayuntamiento de Granadilla y autorización del Gobierno de Canarias tras el informe favorable del servicio provincial de Costas.

Por ello, avanza en un comunicado que va a ejercitar todas las acciones legales que correspondan contra orden de paralización del Ministerio de Transición Ecológica «manifiestamente ilegal y arbitraria», dictada tras «ceder a las presiones de delincuentes que actúan al margen de la ley y trasladan a la sociedad declaraciones falsas y tendenciosas».

En su opinión, los hechos ocurridos en las últimas semanas suponen un «gravísimo atentado» a los derechos y libertades de la empresa «por medio de amenazas y coacciones» que dejen sin efecto las autorizaciones administrativas de las obras.

Libertad provisional para los activistas

No obstante, los dos activistas que permanecieron 12 días en una grúa para paralizar las obras del hotel han quedado en libertad provisional pero siguen investigados por los presuntos delitos de coacciones (amenazas), usurpación (delito que castiga al que con violencia o intimidación ocupara una cosa inmueble o usurpare un derecho real inmobiliario de pertenencia ajena) y desobediencia a los agentes de la autoridad.

ASí lo informó este martes el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) después de que los dos jóvenes prestaran declaración ante el juez del Juzgado de Instrucción número 4 de Granadilla. Desde el TSJC se aclaró que no ha habido juicio rápido ni sentencia, sino que los dos jóvenes declararon en base a una investigación judicial abierta por la actuación de los activistas, que el pasado 16 de junio de madrugada accedieron sin permiso a una propiedad privada -las obras del hotel de La Tejita- y subieron cada uno a una grúa en protesta por los trabajos.

La denuncia parte del Grupo Viqueira, promotor de las obras, que pidió prisión provisional y una orden de alejamiento para que los dos jóvenes no se vuelvan a acercar a la zona. Ambos bajaron de las grúas el pasado sábado, 12 días después de permanecer a 25 metros de altura, tras comprobar que los trabajos se habían paralizado por orden del Ministerio de Transición Ecológica.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!