La Navidad trae su día grande a la NBA

Hacía un año que se había puesto en marcha de manera oficial y la NBA buscaba un gancho con el que atraer al aficionado. Por eso, los responsables de la liga americana decidieron programar algunos de sus mejores partidos el día de Navidad. Decisión que caló rápidamente entre los seguidores al baloncesto y que se ha convertido en una tradición dentro del mundo de la canasta.

Desde aquel 25 de diciembre de 1947 hasta hoy solo ha habido un año en el que no se han disputado partidos de NBA en esta fecha tan señalada. El cierre patronal de 1998 dejó sin baloncesto navideño a los aficionados, aunque la tradición se reanudó al año siguiente. En estas 71 temporadas, se han disputado en total 247 encuentros el día posterior a Nochebuena. Cifra a la que habrá que sumar los cinco previstos para hoy. Duelos llenos de interés, todos ellos, pues la NBAcuida con especial mimo cada detalle de esta jornada.

LeBron, ante los Warriors

La visita de LeBron James a casa de Golden State es sin duda el plato fuerte del día. El alero se medirá a los campeones en partido oficial por primera vez desde que fichó por los Lakers, en un choque que está destinado a convertirse en un clásico por el anillo en los próximos años. James está acostumbrado a ser protagonista el día de Navidad. De hecho, solo dos jugadores –Kobe Bryant (395) y Oscar Robertson (377)– han anotado más puntos que él (321) en esta jornada festiva que atrae los focos de medio mundo a la NBA.

Ricky Rubio y Álex Abrines serán los dos únicos españoles que disputen partidos esta noche. El catalán cerrará la jornada recibiendo a los Blazers, mientras que el alero de los Thunder viajará a Houston para tratar de continuar la escalada hacia los puestos altos de la conferencia Oeste. Pau Gasol, uno de los clásicos en el día de Navidad –ha disputado nueve encuentros en esta fecha– no jugará esta vez, mientras apura su recuperación para volver a las canchas lo antes posible.

Aunque la NBA trata de programar duelos atractivos, el que medirá a los Bucks contra los Knicks aparece, a priori, bastante desigualado. La presencia de la franquicia de Nueva York (el equipo que más veces ha jugado en esta fecha) es inevitable y la visita de Antetokounmpo, la estrella de los Bucks y uno de los jugadores más espectaculares de la liga, justifica por sí sola el partido. La diferencia entre ambos equipos podría desembocar en una de esas actuaciones para la historia. Como aquella de Bernard King en 1984, en un duelo en el que el alero de los Knicks se fue hasta los 60 puntos.

Kevin Durant, ostenta el récord de anotación entre los jugadores que aún siguen en activo. Sus 44 puntos frente a Denver en 2010 podrían ser superados por él mismo esta noche ante los Lakers, aunque estrellas como James Harden, Westbrook, LeBron o Embiid aspiran a desbancarle y atraer las luces en el día más importante de la fase regular de la NBA.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!