La naturaleza tan temida: en el nuevo cine cat√°strofe, los villanos somos nosotros

Infierno en la tormenta, la película de Alexandre Aja que llega a la cartelera local Fuente: Archivo

Dum dum dum dum. El mar parece tranquilo pero esa musiquita indica una amenaza: desde abajo del agua, la c√°mara se va acercando a la mujer que se ba√Īa despreocupada en el mar. La m√ļsica sube su intensidad. La c√°mara subacu√°tica se va acercando a las piernas de la ba√Īista. De pronto, desde la superficie se ve c√≥mo la mujer empieza a ser tironeada hacia las profundidades por una fuerza que ya no va a soltarla.

Esta famosa escena de Tiburón retrata la potencia de un horror que surge de la naturaleza. El animal marino tiene algo de monstruo sobrenatural, en especial por la forma en que el director, Steven Spielberg, lo mantiene fuera de la vista del espectador durante buena parte de la película, convirtiéndolo en una amenaza difícil de medir.

La fuerza irrefrenable de la naturaleza es un elemento crucial en el cine para generar tensi√≥n y terror en el p√ļblico. Desde las pel√≠culas que se concentran en cat√°strofes clim√°ticas, como Terremoto, El d√≠a despu√©s de ma√Īana y 2012, hasta las que enfrentan a los protagonistas con animales con fuerza casi sobrenatural (como sucede en Los p√°jaros, King Kong, El cocodrilo y Anaconda) todas tienen como fuente el miedo a esa naturaleza que los seres humanos no puede dominar por completo y que puede volverse contra ellos, en especial cuando se la ha descuidado, contaminado o alterado m√°s all√° de toda soluci√≥n.

Trailer “El d√≠a despu√©s de ma√Īana” – Fuente: YouTube

02:51

En la era del cambio climático, Infierno en la tormenta, que llega hoy a las salas locales, aprovecha todas las posibilidades de estos subgéneros (catástrofe climática, amenaza animal) que definen la confrontación del ser humano con la naturaleza. El director Alexandre Aja es un realizador especializado en terror que encontró un marco ideal para el género en esta historia en la que un huracán y varios cocodrilos ponen en riesgo la vida de una joven y su padre.

Trailer de Infierno en la tormenta – Fuente: YouTube

02:20

Todo comienza cuando Haley (Kaia Scodelario) va a buscar a su padre (Barry Pepper), mientras un huracán se acerca a la zona de Florida en la que viven. La relación entre ambos, que fue muy cercana cuando era chica y él la entrenaba en natación, se ha deteriorado tras el divorcio de los padres. Como el hombre no atiende el teléfono, Haley deja su bronca de lado y decide ir a buscarlo. Cuando ya la tormenta está azotando la zona, lo encuentra en una especie de sótano de la casa familiar, herido. Mientras el agua sigue entrando por los costados, padre e hija tienen que encontrar la forma de salir de ahí antes de ahogarse, pero deben evitar a los dos enormes cocodrilos que intentarán comérselos.

Una premisa con dos amenazas tan potentes suena delirante y hay una clara conciencia en el film del material con el que est√° trabajando. El nivel de delirio s√≥lo va en aumento a medida que se desarrolla la historia y los peligros se van intensificando. Pero el trabajo de puesta en escena de Aja consigue que la tensi√≥n y el ritmo de la pel√≠cula dejen en segundo lugar a la plausibilidad de lo que cuenta. El film “recluta” enseguida al espectador como simpatizante del equipo padre-hija y lo lleva en un viaje muy entretenido, a toda velocidad, por los obst√°culos que van encontrando.

Sharknado, un fenómeno curioso

La solemnidad no se suele llevar bien con este tipo de cine y el humor o un gui√Īo al p√ļblico ayudan a sobrellevar las exageraciones de la trama. Este es un equilibrio delicado que Infierno en la tormenta consigue, porque el objetivo de esta y otras pel√≠culas del subg√©nero no es que el espectador se r√≠a de todo lo que sucede. La amenaza de la naturaleza tiene que dar miedo para que funcione.

En ese sentido, es curioso el fen√≥meno de Sharknado. El telefilm, que planteaba su trama a partir de una serie de tornados dentro de los cuales habitaban hambrientos tiburones, es una especie de parodia del g√©nero de cat√°strofes naturales y animales peligrosos. Protagonizada por Tara Reid ( American Pie) y el ex Beverly Hills 90210, Ian Ziering, Sharknado hizo de la exageraci√≥n su bandera. No hay espacio para el suspenso o el temor reales cuando la pel√≠cula juega con su estatus de producci√≥n barata y gui√≥n con poca verosimilitud. La primera fue un suceso porque resultaba graciosa pero en las secuelas la autoconciencia fue demasiado y lo que era algo rid√≠culo se hizo demasiado forzado y c√≠nico; la parodia le gan√≥ al cine cat√°strofe, sin llegar a ser una maravilla como ¬ŅY d√≥nde est√° el piloto?, que se r√≠e de las pel√≠culas en las que el ser humano se enfrenta a otro tipo de cat√°strofes (como la cl√°sica Aeropuerto).

Trailer “Megalod√≥n” – Fuente: YouTube

02:55

A√ļn con sus limitaciones, las pel√≠culas de cat√°strofes naturales tienen su p√ļblico. En una era en la que los estudios concentran su producci√≥n en films anclados en una marca reconocible, ya sean superh√©roes o videojuegos, cada a√Īo hay una nueva pel√≠cula que enfrenta al hombre con la naturaleza de distintas maneras. M√°s all√° de su calidad, suelen tener suficiente √©xito de taquilla como para que se sigan produciendo.

Trailer “Miedo profundo” – Fuente: YouTube

02:00

En 2015, Terremoto: La falla de San Andr√©s, protagonizada por Dwayne “The Rock” Johnson, qued√≥ entre las veinte m√°s vistas del a√Īo en los Estados Unidos y recaud√≥ m√°s de 470 millones de d√≥lares en la taquilla mundial; en 2016 una buena pel√≠cula como Miedo profundo, dirigida por Jaume Collet Serra y protagonizada por Blake Lively, lleg√≥ a los casi 120 millones de d√≥lares en la taquilla internacional; al a√Īo siguiente Geo-tormenta, una mezcla de ciencia ficci√≥n con par√°bola sobre el cambio clim√°tico, estuvo cerca de los 188 millones de d√≥lares en todo el mundo; y en 2018, Megalod√≥n, en la que Jason Statham se enfrenta a un tibur√≥n gigantesco, recaud√≥ poco m√°s de 530 millones de d√≥lares. Comparados con las franquicias como Star Wars o los films de Marvel, los √©xitos del cine cat√°strofe pueden parecer m√≥dicos pero aseguran la supervivencia de estas pel√≠culas.

Trailer “Geo-tormenta” – Fuente: YouTube

02:29

Teniendo en cuenta que el terror suele ser bastante taquillero, la combinaci√≥n de g√©neros parece una buena idea comercial. Aunque dejando este aspecto de lado, Aja ofreci√≥ una reflexi√≥n sobre el atractivo para el p√ļblico de estos films: “Es un gran momento para hacer este tipo de pel√≠culas porque son la definici√≥n de la experiencia en la sala de cine”, dijo el director en una entrevista con Collider. “Ahora son las √ļnicas pel√≠culas que se las arreglan para mantenerse en las salas de cine, desafiando a las gigantes Avengers, Star Wars y otros grandes films de Disney. Hay una raz√≥n para esto. Es porque es el tipo de pel√≠cula que quer√©s ver acompa√Īado, en una pantalla enorme y meterte adentro”.

La carrera de Aja comenz√≥ en el terreno del terror, como parte del llamado “splat pack”, un grupo de directores que, a principios de siglo, revolucionaron el g√©nero con films extremadamente violentos, muy sangrientos y expl√≠citos en su crueldad. Estos realizadores, entre los que se cuentan Eli Roth y Rob Zombie, quer√≠an recuperar el esp√≠ritu del cine de terror de los 70 y 80, seg√ļn ha expresado Aja. El realizador franc√©s llam√≥ la atenci√≥n del mundo del cine con Alta tensi√≥n, estrenada en 2003, luego sigui√≥ en el g√©nero con la remake del cl√°sico de Wes Craven The Hills Have Eyes, de 2006, y Mirrors, de 2008. Con Pira√Īa 3D incursion√≥ en las pel√≠culas que generan terror a partir de animales que atacan a los humanos.

Trailer de las pel√≠cula “Pira√Īa 3D” – Fuente YouTube

02:15

“Desafortunadamente, creo que el √©xito proviene del hecho de que vivimos en un mundo que da mucho miedo en distintos aspectos” sostuvo Aja. “Esas pel√≠culas son una forma de confrontar nuestro miedo y divertirnos al mismo tiempo. Existen en la sociedad como un espejo. Pienso que, lamentablemente, nada est√° mejorando, as√≠ que hay un mont√≥n de grandes pel√≠culas de terror para hacer en los pr√≥ximos a√Īos”.

Si a lo que dice Aja le agregamos la situación de emergencia absoluta en la que se encuentra nuestro planeta, es fácil pensar por qué el ser humano querrá seguir haciendo catarsis de sus miedos a través del cine, frente a una naturaleza fuera de control.

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!