la misteriosa operación que aviva miedos

Madrid Guardar

Jorge Javier Vázquez pasará este martes por quirófano para someterse a una nueva operación -programada hace un mes y medio- por complicaciones derivadas de uno de los «stent» que le colocaron el pasado mes de marzo tras sufrir un derrame cerebral. El periodista hizo pública la noticia después de que un medio publicara una información falsa sobre su estado de salud.

En aquel momento, el presentador estrella de «Mediaset», tranquilizaba a sus familiares, amigos y compañeros asegurando que se trata de una operación bastante sencilla por la que no había que preocuparse. Incluso, Jorge Javier confesó que en principio estaría de vuelta para la gala final de «Gran Hermano Vip», si todo sucede según lo previsto. «Es una operación que tenía programada desde algún tiempo ya, como un mes y medio. Yo espero volver a poder estar con vosotros en la final. Ojalá pueda llegar a estar. En principio no tiene por qué haber ningún problema».

No obstante, y a pesar de tratarse de una operación que no reviste gravedad, es inevitable que esta intervención le recuerde a su padre, fallecido hace 22 años como consecuencia de un tumor. Su progenitor entró en quirófano para tratar de vencer la enfermedad pero el mismo día, el 18 de marzo de 1997, perdía la vida. Fue el propio presentador quien recordó la historia tras ser intervenido de urgencia por un el ictus ya que, casualmente, fue también el 18 de marzo de este año.

La madre de Jorge Javier, la mujer de su vida, es la mayor preocupación del televisivo, pues sabe que no puede evitar tener miedo por sus baches de salud. No obstante, el sentido del humor con el que anunció la noticia es una muestra más no solo de la forma positiva con la que afronta los problemas, también de que se trata de una operación que no presentaría peligro para su salud.

Jorge Javier Vázquez no ha querido profundizar en los detalles de la intervención, únicamente contó en el plató de «Sálvame» hace unas semanas que de los dos «stents» que le pusieron después de sufrir el ictus, «hay uno de ellos que tiene un estrechamiento muy leve, de menos de un 15%» y que para solventarlo tendrían que «colocar otro stent o colocar una bolita para abrirlo un poquito más, pero sin más complicaciones». En ese momento comentó que no sabía si sería necesaria una nueva operación, aunque finalmente tendrá lugar a lo largo del día de hoy.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!