La medalla de Luca

Dif√≠cil que Luca parase quieto ante tanto revuelo alrededor de su metro de altura, su pelo negro de pincho y sus ojos atentos a quien chocara la mano con √©l y le pidiera que ense√Īara su medalla, sin entender muy bien a sus cuatro a√Īos por qu√© ese alboroto si ¬ęs√≥lo¬Ľ hab√≠a ayudado a su madre.

Su historia se remite al 3 de septiembre desde San Miguel del Camino (Le√≥n) y ha vuelto a ser o√≠da este lunes en la Escuela Nacional de Protecci√≥n Civil porque a Luca le han dado la medalla de oro con distinto rojo porque aquel d√≠a que a su madre, que padece diabetes, le fall√≥ la bomba de insulina y qued√≥ semiinconsciente en casa con Luca y su hermanita reci√©n nacida. El peque√Īo no lo dud√≥ y llam√≥ hasta 11 veces a los servicios de emergencias, casi todas al 112, porque su profe Elisa lo hab√≠a explicado en el cole.

¬ęA todos los alumnos les hago el juego de llamar al 112, de c√≥mo hay que hacerlo cuando pase algo¬Ľ, ha dicho su profesora, tanto o m√°s orgullosa del arrojo del ni√Īo de que a ella tambi√©n le haya entregado el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, la medalla de plata con distinto azul.

Hoy los padres de Luca no han parado de recibir felicitaciones y de responder a preguntas de c√≥mo ese ¬ęrenacuajo¬Ľ inquieto hab√≠a cogido el m√≥vil de su madre y llamado √©l solo al 112. ¬ęYo estaba semiinconsciente, pero o√≠a lo que dec√≠a, en veinte minutos llam√≥ tantas veces… Les dec√≠a por qu√© no vienen ya, tengo la puerta abierta¬Ľ.

Dice su profesora que a los ni√Īos no hay que subestimarles nunca y, aunque reconoce que Luca es ¬ęmuy espabilado¬Ľ tendemos a pensar que los m√°s peque√Īos no son capaces de muchas cosas. Son ¬ęesponjas¬Ľ y si se ven en un apuro pueden sorprendernos.

¬ęUn valiente de cuatro a√Īos y un alumno despierto y atento¬Ľ le ha dicho el ministro despu√©s de entregarle la medalla que no ha tenido reparos de quitarse y de mostrarla. Misi√≥n m√°s dif√≠cil ha sido que el peque√Īo contara su historia en brazos de su padre, un tanto ¬ęabrumado¬Ľ por tanta repercusi√≥n.

Hasta los hijos de un bombero, tambi√©n hoy galardonado, han querido saludar al peque√Īo h√©roe y regalarle dos cuentos y un caramelo que Luca no ha tardado en echarse a la boca.

El encanto del ni√Īo ha atra√≠do a polic√≠as y guardias civiles que le han chocado ¬ęlos cinco¬Ľ y tambi√©n al director de la Guardia Civil que le ha obsequiado con un pin de un tricornio.

Tan feliz con su pin, sus cuentos y su caramelo, Luca se ha marchado con sus padres y su hermanita, sin saber que ha recibido con 4 a√Īos uno de los galardones m√°s importantes que concede el Ministerio del Interior.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!