La materia pendiente en la soja que preocupa a la industria

El bajo nivel de proteína complica a la industria Crédito: Diego Lima

Las prote√≠nas son el material biol√≥gico existente en la harina de soja y un insumo fundamental para la alimentaci√≥n animal. La Argentina es el principal exportador mundial de harina de soja, subproducto del complejo oleaginoso que junto a los pellets y seg√ļn datos del INDEC, en 2018 represent√≥ el 61,1% de las exportaciones del complejo sojero, casi 9200 millones de d√≥lares.

Pero la calidad de la soja argentina sigue vini√©ndose a pique. De acuerdo a relevamientos de INTA, en la campa√Īa 1997/98 el nivel de prote√≠na fue de 39,3%, mientras que en 2017/18 de 34,3%. Desde la industria sostienen que estos niveles restan competitividad a la exportaci√≥n de harina y generan costos extra al tener que acondicionar la mercader√≠a que llega a los puertos para poder cumplir con la base de comercializaci√≥n. La base m√≠nima de prote√≠na es del 45,5%. Para alcanzar ese nivel en el subproducto, la soja deber√≠a estar llegando al circuito comercial con una calidad m√≠nima del 36,5% de prote√≠na.

Para mejorar la calidad, las plantas industriales recurren al secado. El proceso industrial se basa en el descascarado y el secado para mantener la solubilidad proteica. También se cuidan en el proceso de desolventización, los tiempos de permanencia de la harina y la temperatura.

“La idea no solamente es producir una harina de soja de alta prote√≠na, sino que la calidad de esa prote√≠na sea √≥ptima, conservando sus propiedades y solubilidad”, explica la presidenta de la Asociaci√≥n Argentina de Grasas y Aceites (Asaga), √Āngela Orlando.

La especialista detalla que altos niveles de prote√≠na en el poroto permiten alcanzar una harina de soja de mayor calificaci√≥n, lo que posibilita disminuir el consumo de energ√≠a para arribar o superar el est√°ndar de 46,5%. “En la medida en que tengamos mayor tenor proteico y menor cantidad de fibra por el proceso de descascarado que se realiza en la industria aceitera, nuestra harina para la dieta de monog√°stricos optimizar√° la conversi√≥n de prote√≠na vegetal en animal”, analiza.

Seg√ļn el INTA, las condiciones en llenado de grano son fundamentales en la expresi√≥n de la cantidad de prote√≠na, que se correlaciona inversamente con rendimiento. Los a√Īos h√ļmedos son favorables a la formaci√≥n de mayor n√ļmero de granos y altos rindes. Mientras que los a√Īos con estr√©s cal√≥rico e h√≠drico, donde se interrumpe el llenado completo del grano, son indicadores de baja prote√≠na.

Desde el organismo técnico sostienen que del ambiente depende el 57% de la proteína y el 39% del aceite. Indices muy superiores a los factores de genética y sus interacciones, que representan una injerencia del 11,5% en aceite y del 13% en proteína.

Los estudios analizados por el INTA concluyen que, aunque el efecto de la genética en la expresión de proteína y aceite pareciera tener una relevancia menor, la incidencia en la concentración de ambos parámetros es significativa, con diferencias importantes entre variedades.

Orlando destaca el esfuerzo que toda la cadena pone para mantener los estándares de calidad requeridos para la comercialización de la harina de soja argentina que se destina a la Unión Europea (incluido el Reino Unido), Vietnam, Indonesia, Malasia, Turquía, Irán, Tailandia, Marruecos, Sudáfrica y diferentes países de Latinoamérica. Especialmente elogia el trabajo que realiza la industria nacional de aceites y los laboratorios de control de calidad, que diariamente monitorean el contenido proteico del poroto y trabajan de manera adecuada para obtener coproductos proteicos que cumplan con los requerimientos de diferentes estándares comerciales.

“Nuestras plantas industriales, as√≠ como los laboratorios de control de calidad, tienen alto nivel tecnol√≥gico. En Asaga, a trav√©s de los cursos y de nuestra planta piloto, colaboramos en la formaci√≥n de colegas de nuestro pa√≠s, Latinoam√©rica y Europa”, detalla la experta y enfatiza la importancia de que se articulen todos los eslabones de la cadena para el armado de una estrategia a largo plazo.

ADEM√ĀS

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!