La «Manhattan» de Bilbao se hace realidad

Zorrozaurre ha dejado de ser una península. Una retroexcavadora retiró el mediodía de ayer la fina franja de tierra que todavía conectaba el barrio de Deusto con el enclave bilbaíno, destinado a abanderar la nueva revolución urbanística de la ciudad. El «Manhattan» de Bilbao, exclamó el alcalde de la Villa, Juan Mari Aburto, quien calificó la jornada de «histórica». Menos entusiastas, los críticos, que también los hubo, lamentaron la ejecución de una «construcción faraónica» que ni siquiera era «prioritaria».

La actuación de ayer culminó un proyecto que se inició en 1950 pero que quedó paralizado 18 años después a causa de los elevados costes y de las dificultades técnicas. De esta forma surgió la península de Zorrozaurre, marcada por el progresivo declive industrial de la segunda mitad del silo XX. La decisión de concluir la apertura del canal de Deusto se tomó hace diez años, entre otras razones para minimizar el riesgo de inundaciones en Bilbao.

A las 13.30 horas de este lunes, una retroexcavadora retiró la última porción de tierra que unía Zorrozaurre con la ribera de Deusto. Minutos después, el agua comenzó a pasar por primera vez por el canal. Un «momento histórico» que fue presenciado desde el puente de Frank Gehry por el propio Aburto, que consideró que este «hito» marcará «un antes y un después» en la capital vizcaína. Acompañado por el consejero vasco de Medio Ambiente, Iñaki Arriola, el dirigente nacionalista consideró que la actuación de ayer constituye un paso más de un proyecto que busca hacer realidad el «Manhattan bilbaíno»: «Esa isla de talento, del conocimiento, que va a albergar una nueva economía, la economía digital», subrayó.

«Fraude»

No todo fueron alegrías para el alcalde, que se encontró con varios vecinos desencantados con un proyecto que tildaron de «fraude»: «This is not Manhattan. Erribera bizirik» (Esto no es Manhattan. La Ribera viva», rezaba la pancarta que desplegaron en el acto, durante el cual profirieron gritos contra la apertura del Canal. El mismo sentimiento compartió el grupo municipal Ganemos Goazen Bilbao, que denunció en un comunicado que para el Ayuntamiento de la capital vizcaína «no era una prioridad […] acometer tamaña obra en una época en la que había y hay necesidades más urgentes que deberían haberse antepuesto a esta construcción faraónica».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!