La leyenda rumbera de los Gipsy Kings

Descendientes del tocaor Ricardo Baliardo «Manitas de Plata» y del cantaor José Reyes (ambos gitanos franceses, hijos de flamencos españoles), los miembros de Gipsy Kings emprendieron su propia aventura musical tomando la senda de la rumba catalana allá por 1978. Cuatro años después, sacaron su primer disco «Allegria» y, en 1987, su tercer álbum «Gipsy Kings», quelos catapultó definitivamente a la estratosfera del pop.

Allí estaban «Bamboleo» y «A mi manera» (versión del clásico de Frank Sinatra), dos canciones que conquistaron las radios españolas y que, a día de hoy, siguen sonando en toda fiesta patronal que se precie. En 1989 también arrasaron con «Mosaique», disco que contenía su memorable versión del clásico «Volare» de Domenico Modugno, y los noventa tampoco se les dieron nada mal, en parte gracias a su momento de gloria cinematográfica con su particular interpretación de «Welcome to the Hotel California», en la banda sonora de la película «El gran Lebowski».

Con más de sesenta millones de discos vendidos en todo el mundo, la formación francesa llega la semana próxima al Wizink Center con cierto aura de leyenda a su alrededor, y también con un repertorio que tiene una cualidad única: es infalible para poner a bailar a todo el mundo, se sea fan o no.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!