La Justicia de Honduras declara culpables a siete personas por el asesinato de la activista Berta C√°ceres

Un Tribunal de Honduras ha declarado culpables este jueves a siete de los ocho acusados por el asesinato en 2016 de la activista hondure√Īa Berta C√°ceres, que lideraba la oposici√≥n contra la construcci√≥n de una presa hidroel√©ctrica en territorio ind√≠gena.

Organismos humanitarios locales e internacionales han advertido de que la decisi√≥n del juez permite que queden impunes los empresarios que impulsaban la construcci√≥n, a quienes se√Īalan como los autores intelectuales del crimen.

Los siete condenados se podr√≠an enfrentar a una pena de hasta 30 a√Īos de prisi√≥n por el ataque contra la ambientalista. Cuatro de ellos podr√≠an recibir una pena adicional de hasta 20 a√Īos, tras ser hallados culpables tambi√©n del intento de homicidio del activista Gustavo Castro, que result√≥ herido durante la agresi√≥n.

Otro de los implicados fue absuelto de todos los cargos, seg√ļn ha se√Īalado a Reuters el portavoz del Tribunal Supremo de justicia, Melvin Duarte.

C√°ceres, una maestra de 43 a√Īos ganadora del premio Goldman, el m√°ximo galard√≥n en materia medioambiental, fue asesinada a tiros en su residencia la noche del 2 de marzo de 2016 en un crimen en el que participaron empleados de la empresa, sicarios y miembros del ej√©rcito, seg√ļn las autoridades.

El Tribunal ha fijado la vista de la sentencia para el 10 de enero de 2019.

La dirigente de la etnia Lenca libraba una fuerte oposición a la construcción de la hidroeléctrica Agua Zarca por considerarla destructiva para el medioambiente y que acarrearía el desplazamiento de la comunidad indígena de la zona.

Entre los condenados por el crimen de C√°ceres se encuentra un ejecutivo de la empresa Desarrollos Energ√©ticos S.A. (DESA), que impulsa la construcci√≥n de la hidroel√©ctrica, adem√°s de un oficial activo del Ej√©rcito y otro retirado, que fue empleado de la compa√Ī√≠a.

Honduras es escenario de habituales confrontaciones entre poblaciones indígenas y campesinas con emprendimientos mineros o hidroeléctricos, sectores donde el Gobierno del presidente del país, Juan Orlando Hernández, alienta la inversión.

¬ęLa justicia no es total pues los empresarios due√Īos de DESA no han sido investigados y menos encausados, aunque ellos son los responsables intelectuales del crimen de mi madre. Ellos quedan impunes¬Ľ, ha se√Īalado a Reuters Olivia Z√ļ√Īiga, una de las hijas de Berta C√°ceres.

La empresa ha rechazado las acusaciones de responsabilidad en el crimen de la ambientalista, al igual que contra el ejecutivo de la compa√Ī√≠a enjuiciado.

Roberto David Castillo, otro ejecutivo de DESA que se desempe√Īaba como presidente ejecutivo y quien ha sido se√Īalado por el Ministerio P√ļblico como autor intelectual del crimen, est√° siendo juzgado separadamente.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!