La Justicia de EE.UU. obstaculiza la concesión de asilo a inmigrantes con familiares perseguidos

El fiscal general de Estados Unidos, William Barr, ha revertido este lunes una normativa aprobada en 2018 que permitía pedir asilo a inmigrantes con familiares perseguidos en sus países de origen.

La decisión, que restringe la medida que señala que un inmigrante conseguirá asilo si demuestra que está siendo perseguido por cuestión de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo social u opinión política, supone un nuevo golpe para aquellos migrantes que buscan asilo en EE.UU., según ha informado el diario local «The Hill».

Esta nueva medida anula una sentencia de 2018 emitida por la Junta de Apelaciones de Inmigración, que resolvió que un migrante mexicano cuyo padre fue blanco de un cartel de drogas podría ser elegible para el asilo. Según Barr, la Junta de Apelaciones cometió un error al estimar que la familia de un migrante contaba como un grupo social perseguido.

El Gobierno de Trump está buscando activamente reducir el número de solicitudes de asilo dado que considera que el sistema está plagado de solicitudes fraudulentas.

La cantidad de personas detenidas en la frontera entre EE.UU. y México ha aumentado durante el Gobierno de Trump y muchos centroamericanos han pedido refugio en EE.UU. a pesar de que la gran mayoría de sus solicitudes finalmente son rechazadas ante los tribunales.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!