La Justicia acepta que Javier Reverte pueda cobrar sus derechos de autor y su pensión de jubilación

Después de cuatro años de lucha, el escritor y periodista Javier Reverte ha ganado su batalla contra la Seguridad Social, que le impedía cobrar sus derechos de autor y su pensión de jubilación al mismo tiempo, y que le había exigido la devolución de 120.000 euros «cobrados indebidamente» por esos ingresos. El juzgado de lo social nº14 de Madrid ha dado la razón al escritor y establece que «no es incompatible» recibir cobros de la pensión y los derechos de autor, tal y como ha adelantado el diario El País.

«Al no darse el requisito principal que el actor es trabajador, entiende este juzgador que los ingresos que percibe por cesión de sus derechos que ya tenía el actor, no es incompatible con la pensión de vejez», establece la sentencia, a la que ha tenido acceso ABC. «Por lo tanto, el actor no realiza trabajo por cuenta propia, y sus ingresos no son por la acción personal suya de pensar escribir una obra literaria, el actor lo que percibe son royalties o cantidades por la cesión de sus derechos de libros», argumenta.

«Esto significa mucho para los que estamos penalizados. Porque va a salir un Decreto Ley, o eso dicen desde el Gobierno, que termina con esas leyes anteriores. Pero no se contemplaba terminar con las penalizaciones, que seguían en pie», explica Reverte a este diario. «Lo que yo he ganado es que no se considere trabajo ordinario mis libros, sino derechos de autor. Va a afcetar a que nos devuelva el dinero que hemos tenido que pagar», continúa.

Han sido cuatro años de lucha. «Ha costado mucho, llevo cuatro años luchando por esto. Estoy pagando 2.000 euros al mes por la penalización a plazos que me impusieron», afirma.

Ahora, según explica Reverte, «lo que queda es el recurso». «Tienen cinco días para recurrir. Pero es absurdo que recurra si van a hacer una ley que termina con esas normas».

El escritor y periodista es una de las caras más visibles de esa lucha de los creadores por cobrar sus derechos de autor sin renunciar a su pensión por jubilación. También es una de las cruzadas de la Asociación Colegial de Escritores y su presidente, Manuel Rico, que hace un año comentaba que «en esta situación hay muchos escritores, algunos muy conocidos que no quieren dar su nombre».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!