La izquierda focaliza su campaña en feminismo, aborto y ruptura con el FMI

Nicolás del Caño, Romina Del Plá, Celeste Fierro

Los espacios buscan escapar a la grieta con propuestas directas para sectores específicos y un programa sin ambigüedades

Feminismo, aborto y derechos de las mujeres. Propuestas claras y un programa definido. Con estas herramientas, la izquierda busca hacerle frente a la creciente polarización entre el oficialismo y el kirchnerismo. En un escenario electoral complejo para los “terceros espacios”, el Frente de Izquierda-Unidad, que lidera Nicolás del Caño, y el Nuevo MAS, que encabeza Manuela Castañeira, coinciden en que esos serán los factores que les permitirán abrirse camino.

“El FIT es el único partido en esta elección con un programa consecuente y coherente, que es el que defendemos en forma cotidiana desde nuestras bancas legislativas”, apuntó Romina Del Plá, precandidata a vicepresidenta del FIT-Unidad.

“La izquierda aporta contenido y alternativas fundamentadas, no eslóganes y marketing vacíos de contenido. Eso nos fortalece frente al resto de los partidos”, coincidió Castañeira, precandidata del Nuevo MAS.

Entre las principales propuestas de ambos espacios de izquierda se encuentran la suspensión del pago de la deuda que la Argentina mantiene con el FMI, la legalización del aborto y la prohibición de los despidos en las empresas.

“No tenemos candidatos ‘panqueques’. El ‘panquequismo’ del cierre de listas no se dio con nosotros. La izquierda siempre estuvo del mismo lado”, dijo Christian Castillo, precandidato del FIT a gobernador bonaerense. Además, resaltó que uno de los puntos que expresan esta coherencia es la legalización del aborto. “Nuestra lista es 100% verde. Es un punto programático”, agregó.

Los espacios de izquierda no solo apelan a su programa ideológico para diferenciarse de los principales frentes electorales, atravesados por la escasa definición en sus propuestas. También buscan romper la polarización a través del feminismo, el aborto y los derechos de las mujeres.

“Creemos que son temas de mucha atracción. No son una moda para nosotros. Los venimos peleando desde hace décadas”, indicó Del Plá.

“El movimiento de mujeres y personas LGBT es importantísimo. Soy la única mujer candidata [a presidenta] en el país del #NiUnaMenos y la ‘marea verde'”, agregó Castañeira. Un ejemplo concreto de esto es que las listas del Nuevo MAS incluyen a varios candidatos transgénero.

Sin embargo, la izquierda tiene un problema central. Al poner el foco en las dificultades económicas de Mauricio Macri, deberán buscar la manera de diferenciarse del kirchnerismo, cuyo tema principal de campaña también es la crisis económica.

Por eso, la izquierda intentará instalar la idea de que hay una “falsa y engañosa polarización” y una “grieta trucha”. “Tanto Macri como el kirchnerismo son gobiernos con el FMI en el Ministerio de Economía”, indicó Néstor Pitrola, primero en la lista de diputados por Buenos Aires del FIT-Unidad.

“En el kirchnerismo también hay responsables de lo ocurrido con la economía de Macri”, agregó Castillo, en referencia a los legisladores justicialistas que votaron a favor de varias leyes del oficialismo en el Congreso.

La polarización también empujó a la izquierda hacia la unidad. El Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) se sumó este año al FIT, integrado por el Partido Obrero y el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS). Solo el Nuevo MAS quedó por fuera del frente unificado.

Sin embargo, aun juntos, el caudal de votos de la izquierda es escaso según las últimas encuestas: el FIT se sitúa entre el 1,5 y el 4%, mientras que Castañeira no lograría superar el mínimo de 1,5% que exigen las PASO.

ADEMÁS

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!