La increíble derrota de la selección de básquetbol ante EE.UU. en el último segundo

Nicolás Brussino tuvo una buena tarea ante los Estados Unidos y es una pieza importante de cara a China Crédito: Fiba.com

Dolió ese bombazo en la agonía de las eliminatorias de básquetbol. Ese lanzamiento de Hearn con un segundo en el reloj, que le dio la victoria a los Estados Unidos por 84-83, es un molesto cierre en la ruta a la Copa del Mundo de China. Ese rebote que dio en la pierna de Marcos Delía y le dio una vida más al conjunto estadounidense lastima porque la Argentina se merecía un desenlace acorde al enorme trabajo que realizó para conseguir, una fecha antes del cierre de la competencia, la clasificación al Mundial.

Aunque también, ese final resultó una buena muestra de cómo se expresa siempre el conjunto nacional dentro de la cancha. Sin importar los interpretes el equipo de Sergio Hernández culminó su participación en las ventanas eliminatorias enviando un mensaje muy claro a todos sus rivales: la Argentina es un equipo que compite hasta el último suspiro.

Llegó hasta la última acción del partido ganando por un punto la selección de la Argentina, tuvieron que revisar los árbitros la última jugada para determinar si le quedaba a los Estados Unidos 4 décimas a disposición o un segundo y advirtieron que debían corregir el reloj para darle las seis décimas que terminaron por marcar la diferencia para que los estadounidenses pudieran disponer de una acción para armar un tiro. El cierre es el conocido, aunque la conclusión no es la habitual tras una derrota, ya que para el conjunto albiceleste lo saludable fue confirmar que Lucas Faggiano es un conductor confiable, que el futuro de Agustín Caffaro entusiasma, que Nicolás Brussino no detiene su potencia, que Facundo Piñero estuvo a la altura de la cita, que Delía es un pivote cada día más confiable…

Es cierto que en la última doble fecha de eliminatorias la Argentina cerró con dos caídas, ante Puerto Rico (87-86) y frente a EE.UU., aunque nada modifica lo que hizo antes el equipo de Sergio Hernández que superó a esto dos equipos en la fecha anterior, cuando se enfrentaron en La Rioja, y allí se aseguró el pasaje a la Copa del Mundo que se disputará desde el 31 de agosto al 15 de septiembre próximos.

El mapa de cara a los próximos pasos de la Argentina no se modifica tras esta última caída. Lo que concentra la ilusión del equipo de Hernández es saber que cuenta con varias piezas para competir. En esta doble jornada con un equipo alternativo mostró que el estilo no se negocia: defensa dura y buenas selecciones ofensivas. Y para potenciar la ilusión de que es posible competir, incluso, ante los poderosos de Europa, sólo hace falta revisar la lista de los jugadores que estarán disponibles para China, pero que no participaron de esta última eliminatoria: Facundo Campazzo y Gabriel Deck , de Real Madrid; Luca Vildoza y Patricio Garino , de Baskonia, Nicolás Laprovittola , de Joventut, de Badalona, y Luis Scola , Shanghai Sharks, de China.

Fue una competencia que comenzó en noviembre de 2017 y que no resultó sencilla para la Argentina, que se midió con Uruguay, Panamá, Paraguay, México, Puerto Rico y Estados Unidos. Hernández utilizó a 28 jugadores durante toda la competencia y el único que pudo estar en los 12 encuentros que disputó el seleccionado nacional fue Marcos Delía. Los otros que más participaron fueron Javier Saiz (11), Laprovittola, Brussino y Máximo Fjellerup (10).

Marcos Delía tuvo asistencia perfecta y jugó los 12 partidos de las Eliminatorias Crédito: FIBA.com

La mirada del cuerpo técnico no se concentra sólo en China, por eso la aparición de jugadores como Caffaro apuntalan el proyecto. Es que en la Copa de Mundo, la Argentina no sólo buscará superar el 11° lugar conseguido en España 2014, sino que también pretenderá acceder a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Por primera vez siete equipos se clasificarán automáticamente desde la Copa del Mundo para la cita ecuménica. Accederá por lo menos un conjunto de cada continente: en América y Europa lo harán los dos primeros, y de Asia, África y Oceanía se clasificará únicamente el mejor ubicado. Japón, local, tiene su espacio asegurado, y las cuatro plazas restantes serán para los ganadores de los cuatro preolímpicos que se desarrollarán en 2020.

La primera parte del objetivo está cumplido para la Argentina, tiene un equipo que sabe qué pretende dentro del campo y mantiene si identidad. Ahora es el momento de consolidar las formas para que la cita China 2019 le permita sostener el legado.

Los 32 equipos clasificados a la Copa del Mundo

  • Anfitrión del torneo: China
  • África: Angola, Costa de Marfil, Nigeria, Senegal, Túnez
  • América: Argentina, Brasil, Canadá, República Dominaca, Puerto Rico, EE UU, Venezuela
  • Asia: Australia, Irán, Japón, Jordania, Korea, Nueva Zelanda, Filipinas
  • Europa: República Checa, Francia, Alemania, Grecia, Italia, Lituania, Montenegro, Polonia, Rusia, Serbia, España, Turquía.

Sergio Hernández logró que el equipo muestre un carácter competitivo hasta el último segundo en cada partido
Sergio Hernández logró que el equipo muestre un carácter competitivo hasta el último segundo en cada partido Crédito: FIBA.com

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!