la imagen de España no ha empeorado entre los europeos

El Real Instituto Elcano ha presentado hoy su octavo barómetro de la imagen de España (BIE) con un número de entrevistas a 3.790 ciudadanos de Bélgica, Alemania, Reino Unido, Francia, Italia, Holanda, Polonia, Suecia y Portugal. El sondeo muestra que ni el referéndum ilegal del 1 de octubre ni la propaganda soberanista que la Generalitat realiza en el exterior han afectado a la perspectiva del país: España obtiene un notable y el cuarto puesto de la Unión Europea.

Según muestra el BIE, la valoración general de España en comparación con la del resto de países europeos es de un 7,1, en escala del 1 al 10. Es decir, España consigue una nota alta y se posiciona en cuarto puesto. La mejor puntuación es para Suecia (7,7), seguida de Holanda (7,3) y de Alemania (7,1) con el que se empata. El Estado peor valorado es Polonia, con un 5,6. Además, España no muestra variación con respecto a otros años–la valoración es la misma que el año pasado– y mejor que cuando se realizó por primera vez en 2012 cuando, en plena recesión económica, se obtuvo un 6,5.

Si aumentamos la lente a aspectos más concretos, los encuestados estiman que los puntos fuertes de los españoles son el turismo (8,1 de puntuación media), la comida (7,2) y los ciudadanos (7,1). Sin embargo, la vida política no es un atractivo para el resto de europeos, que lo posicionan el último en la escala con una nota de 5,7.

«Un problema grave»

Desde el Real Institito Elcano consideran que si bien es cierto que «los europeos entienden que España es una democracia indudable, el momento presente con un Gobierno débil, la incapacidad de aprobar los Presupuestos Generales del Estado y, sobre todo, el conflicto catalán pueden ser factores que afectan a la imagen exterior de la política española».

Por ello, el BIE ha preguntado sobre el soberanismo catalán por primera vez en ocho ediciones para estudiar cómo se ha interpretrado en Europa cada movimiento soberanista. Los datos de la encuesta muestran que el movimiento separatista se considera un problema grave en todos los países. Precisamente, en Portugal y en Polonia el 61% de los entrevistados lo observa con extrema preocupación. Por su parte, Italia, Holanda, Reino Unido y Suecia consideran que el movimiento separatista es un problema aunque no tan importante.

«En el caso de Italia, esta respueta puede deberse a su experiencia con la llamada Padania, la aparación y desaparición de un separatismo de las regiones del norte del país (…) También en Reino Unido, la experiencia de co-existencia con un separatismo escocés de ya larga historia puede llevar a relativizar la importancia del problema», explica el informe del Real Instituto Elcano.

En el caso de Bélgica, país al que huyeron los siete independentistas prófugos de la justicia, el informe precisa aun más por el componente separatista de Flandes. En este caso, el problema se percibe como grave en el 59% de la población valona, pero en el caso de los flamencos predominan con un 42% los que consideran que no lo es.

La oponión no ha cambiado

El conflicto catalán no ha alterado la valoración que la gran mayoría de los entrevistados hacen de España en los países de la muestra. El 76% de Polonia y Portugal mantienen la misma oponión de nuestro país que tenían antes del estallido del «procés».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!