La Guardia Civil cree que Laura Luelmo murió la misma noche que desapareció

Laura Luelmo murió la misma noche que desapareció. Esa es la hipótesis principal que maneja la Guardia Civil. A falta de los resultados definitivos de la autopsia más exhaustiva, el teniente coronel de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, Jesús García, ha asegurado este miércoles que creen que la joven profesora murió «la noche del 12 al 13» de diciembre, unas horas después de que se pusiera en contacto por última vez con su novio.

El cadáver, no obstante, fue localizado por los participantes en el dispositivo de búsqueda el lunes siguiente, cinco días después, en una zona a entre 5 y 10 kilómetros de El Campillo (Huelva), la localidad donde residían tanto la víctima como el asesino, Bernardo Montoya. Ezequiel Romero, coronel del la Guardia Civil y jefe de la Comandancia de Huelva ha reconocido que el paraje donde apareció el cadáver fue peinado sin éxito el domingo, un día antes del hallazgo.

«La zona se batió, se pasó por allí, pero es normal que pasara desapercibida a las personas que pasaron por allí. Hasta que no estabas a metro y medio, no se veía. Laura estaba en una zona de jaras de una altura aproximada de un metro y algo», ha justificado Romero, quien también ha apuntado que el cuerpo apareció «desnudo de cintura para abajo y cubierto de la cintura a la cabeza».

Rueda de prensa de la Guardia Civil sobre el caso Laura Luelmo
Rueda de prensa de la Guardia Civil sobre el caso Laura Luelmo – Maya Balanya

De igual modo la Benemérita ha confirmado que Laura fue víctima de una agresión sexual antes de morir, con un fuerte golpe en la cabeza. Eso sí, de momento y a nivel oficial, el Instituto Armada no ha especificado si la profesora murió en casa de Montoya o en el monte donde se encontró su cadáver. En el paraje, como ha indicado Romero, no hay evidencias de que Laura sufriera, por lo que o bien llegó muerta o inconsciente.

Laura no corría

Al contrario de lo publicado, la joven profesora de 26 años, la tarde que desapareció, no salió a correr, sino a hacer la compra al supermercado. De hecho los investigadores encontraron hasta el ticket de la compra efectuada por Laura en casa de Montoya. Sin embargo, los mandos de la Guardia Civil han desmentido que la profesora saliera a correr.

«Pese a que se dijo que se fue a correr, no es cierto. Por prescripción médica no podía ir a correr y no solía ir a correr. La familia comenta que para nada era una persona que se adentrara en el campo, sino lo contrario. Más bien era un poco miedosa de salirse del entorno donde hay personas», ha añadido el coronel Guijarro.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!