La grandiosidad de la ciudad filistea de Gath, clave en el origen de la figura del gigante bíblico Goliat

El gigante bíblico Goliat nació en la ciudad filistea de Gath, una de las más importantes del siglo X a.C. Ahora, los arqueólogos han encontrado antiguos e impresionantes restos arquitectónicos de esta que ofrecen una explicación sobre el tamaño del altamente conocido gigante bíblico.

Las excavaciones anteriores en el sitio, Tell es-Safi, arrojaron luz sobre unas ruinas de los siglos IX y X a.C. y situaban el apogeo de la ciudad cien años después, junto a otras colindantes como Gaza, Ashkelon, Ashdod y Ekron, aunque Gath cayó en el 830 a.C. con la invasión del rey arameo Hazael.

«Cada vez que se realizan excavaciones hay sorpresas», ha señalado Maeir. «Hasta ahora, pensábamos que Gath era la mayor de las ciudades filisteas en los siglos X y IX antes de Cristo. Este hallazgo puede indicar que también fue la más grande en el siglo XI».

Los arqueólogos han descubierto su error al confundir las fechas del apogeo de la ciudad y han declarado que la ciudad natal de Goliat era un lugar de una grandeza arquitectónica mucho mayor de la Gath del siglo posterior. Esto llevó a la creencia de que la ciudad había sido construida por gigantes.

Para el profesor Aren Maeir, del departamento de arqueología de la Universidad de Bar-Ilan, quien dirigió el descubrimiento en Tell es-Safi, los hallazgos ofrecen una manera de dar sentido a los relatos bíblicos de gigantes masivos como Goliat cuando no existe evidencia arqueológica para verificarlos.

«No hay esqueletos de personas que son más altas que los pivots de la NBA», ha dicho Maeir a The Jerusalem Post. Esto puede deberse, según el investigador, a la mitificación de aquellas sociedades, que habían magnificado los logros del gigante Goliat. A falta de restos humanos que lo acrediten, también puede constituir una explicación, para la existencia de esos gigantes filisteos del Antiguo Testamento.

«Gath era la ciudad más grande en la tierra de ese tiempo y parece haber tenido una arquitectura muy, muy impresionante», ha recalcado Maeir, que lleva 23 años estudiando el sitio de Tell es-Safi. «Los filisteos eran la cultura dominante en la región, tanto política como militarmente y probablemente culturalmente».

Según la Biblia, el rey Saúl estaba guerreando contra los filisteos, pero todos tenían miedo de uno de estos: el gigante Goliat. Este desafió, durante 40 días cada mañana, a los israelitas a pelear contra él, pero ningún guerrero se atrevía a desafiarle. Hasta que David aceptó la propuesta. Con honda en mano y la ayuda de Dios, acabó con la vida de Goliat. Un relato que ha perdurado a través del tiempo.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!